El timo de la «prueba de la bicicleta eléctrica», un robo bastante común

1167
El-timo-de-la-prueba-de-la-bicicleta-electrica-un-robo-bastante-comun
La bicicleta eléctrica Cube Reaction Hybrid sustraída con el timo de "la prueba de la bicicleta".

Seguramente hayas escuchado de oídas, o incluso conocido a algún ciclista en persona, al que le robaron su querida bicicleta con este engaño.

Existen muchos y variados tipos de robos en el ciclismo, los más comunes últimamente a tiendas especializadas o equipos ciclistas profesionales.

Los ladrones no buscan bicicletas de 600 euros. Localizan las de alta gama y sobre todo las eléctricas, las más demandadas en estos momentos en todos los mercados.

«¿Puedo probar la bicicleta?»

El típico engaño al que siempre debes decir sí, pero con una condición

En el caso que te vamos a contar ahora, uno de los múltiples que ocurren a diario en todo el mundo, el ciclista perdió su querida bicicleta eléctrica Cube Reaction Hybrid por confiar demasiado en la persona que se intereso en comprarla.

El propietario de la bicicleta la puso a la venta en un portal de segunda mano en Internet.

Una de las personas que se interesó por la bicicleta decidió quedar para ver si esta se encontraba en condiciones y verla en persona antes de comprarla.

Una vez establecido el contacto y tras hablar de las diferentes características de la misma y los posibles desperfectos que pueda presentar, lo más común cuando vas a comprar cualquier cosa de segunda mano, el comprador preguntó al dueño de la bicicleta si podía probarla.

Para evitar este timo/robo de bicicletas, lo mejor es llevarla siempre sin pedales

Como podrás imaginar, lo que sucedió a continuación cuando el presunto comprador se subió a la bicicleta eléctrica, efectivamente fue eso. Comenzó a pedalear y desapareció para nunca más volver.

Muchos creen que lo mejor es acudir a un parking de una gran superficie, o una urbanización cerrada y vallada, pero se han dado caso que incluso en estos lugares los ladrones se las ingenian para desaparecer por arte de magia.

Por eso, cuando vas a vender una bicicleta, lo mejor es acudir a la cita con ella sin los pedales puestos. De esta manera, incluso si intentan robárnosla por la fuerza, los ladrones no podrán marcharse pedaleando a toda prisa.

Si el posible comprador desea probarla con pedales, más vale que nos quedemos con las llave de su coche, su teléfono móvil, las de su casa y el DNI con las tarjetas de crédito. Esto como mínimo.

Este robo en cuestión no ocurrió en España, sino el pasado 25 de octubre en Kent, Inglaterra.

La policía compartió en redes sociales la bicicleta robada con la descripción de el ladrón, un joven de entre 17 y 18 años de edad, pelo corto oscuro, 177 de altura aproximadamente y vestido con vaqueros negros y zapatillas deportivas del mismo color.

Por si sirve de ayuda, este es el número de teléfono y la referencia por si alguien ve una bicicleta similar: Teléfono: 01843 222289, referencia 46/215748/21.