Espectadores peligrosos en las etapas de montaña del Tour

91

Durante los últimos años, cuando veo imágenes del Tour en las etapas de montaña y me alegra ver una multitud animando a los corredores, esa afición demuestra que el ciclismo está vivo. Las etapas de montaña se convierte en una fiesta y los pueblos por donde pasa en Tour tiran la casa por la ventana, en muchos casos derrochando imaginación.

Pero lo que no me agrada es ver a esos «aficionados» que corren junto a los ciclistas. Lo que entiendo es que si les gusta este deporte pongan en peligro la integridad de los ciclistas. No conozco, ni comprendo sus motivos, si es por ganar su momento de gloria saliendo en televisión o por la emoción de ver más de cerca  a sus ídolos.

Lo que ya me descoloca es cuando esas personas viste ropa ciclista y se ve que han subido hasta allí en sus bicicletas. Puedo entender que alguien que no sepa lo que cuesta subir esas rampas y el esfuerzo que ello supone no tenga conciencia de que cuando se suben esas pendientes cualquier mínimo roce puede llevar a un corredor al suelo, pero un ciclista aficionado que lo ha subido….

También están los que gritan al oído de los corredores como energúmenos, o tiran una botella de agua por encima a los ciclistas cuando no se lo han pedido,  estos últimos parecen que van despareciendo afortunadamente.

También están los túneles que se forman en las zonas más masificadas donde los gendarmes Franceses ademas de retener a la gente cuando cierran el paso a los corredores, se emplean con contundencia incluso haciendo verdaderos placajes a las personas que corren junto a los corredores poniéndoles en peligro.

¿Qué se puede hacer con esta situación? ¿Cómo se puede resolver?

Evidentemente no creo que la solución pase por la violencia entre aficionados como en este vídeo, pero creo que algo hay que hacer para que resolverlo.