El Papa cambiará el «papamóvil» por una bicicleta de carga eléctrica en 2023

El Santo Padre, cansado de esperar la llegada del papamóvil eléctrico, ha decidido comprar una bicicleta de carga para sus desplazamientos.

El coche tiene los días contados en las grandes ciudades, y el Vaticano, cada vez más concienciado del cambio climático, ha comenzado a tomar medidas al respecto.

Y como no hay mejor manera para crear conciencia que predicar con el ejemplo, el primer coche que se sustituirá en en el Estado de la Ciudad del Vaticano, será el famoso «papamóvil«.

Pero no, no lo van a convertir en coche eléctrico, ni ningún fabricantes de coches famoso le va a regalar un híbrido al Santo Padre.

El Vaticano va más allá, y pese a las reticencias iniciales del Papa, parece que ya se ha tomado la decisión.

El papa pensaba que tendría que ir el pedaleando con una bicicleta de carga eléctrica, pero no es el caso

Inicialmente se habló de un papamóvil eléctrico (el E-papamóvil), pero la Iglesia no es tonta, y sabe que los coches eléctricos cuestan un ojo de la cara.

Además, desde que lo encargaron, llegan unos cuantos meses esperando y el concesionario le sigue dando largas por problemas con los chips procedentes de Asia.

El Papa en un principio, cuando le comunicaron que iría en una e-cargo bike papal, puso mil y una pegas.

La edad, y sobre todo la túnica y el gorro papal, pues no es lo más cómodo ir con sotana en bicicleta, fueron algunas de las pegas que puso el ovispo.

Aunque hace unos meses se anunció el papamóvil eléctrico, la larga espera para recibir el vehículo ha concluido con la cancelación del pedido y la copra de la e-cargo bike

Pero el resto de sacerdotes consiguió convencer al máximo exponente de la Iglesia Católica y este accedió tras conocer que un ciclista profesional iría pedaleando mientras que el solo tendría que mover la mano para saludar desde la zona de carga trasera.

Así pues, en 2023, todas las visitas que realice el Papa por el mundo, incluidos los traslados del aeropuerto hasta la ciudad del Vaticano, se realizarán en una bicicleta de carga eléctrica, denominada E-Papacargobike.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: