El nuevo timo de los carriles bici provisionales de Madrid

467
El nuevo timo de los carriles bici provisionales de Madrid
Los carriles bici provisionales anunciados por el Ayuntamiento de Madrid en Junio se quedan en pintura amarilla sobre el asfalto que no garantizan la seguridad de los ciclistas. - @pedalibre

Hace algo menos de un mes, salió la noticia de que el Ayuntamiento de Madrid con su querido José Luis Martínez-Almeida, por fin se iban a dignar a construir algún carril provisional en las calles de la capital de España.

Nosotros por algo la titulamos «¿Será verdad? Almeida creará carriles bici provisionales y permanentes en Madrid«, pues era difícilmente creíble cuando llevan años eliminando zonas peatonales y carriles bici para dar más espació aún a los coches.

La noticia fue bien acogida por todos los ciclistas madrileños y muchos otros ciudadanos que todavía no se atreven a desplazarse en bicicleta por el riesgo que supone ir entre los coches en una ciudad como Madrid.

Aunque la medida era realmente escasa, tan solo seis vías ciclistas sumando entre todas ellas menos de 13 kilómetros, fue bien recibida por todas las asociaciones ciclistas, ya que al menos se iba a realizar alguna acción.

Como es costumbre, algunos «calzadistas» protestaron sobre esta nueva medida, pues parece que aunque está más que demostrado que los carriles para bicicletas son necesarios, sobre todo los segregados, desean seguir discutiendo con los conductores, tragando humo directo y arriesgando sus vidas.

«En la actualidad Madrid no es una ciudad pensada para la bicicleta o los peatones, es una ciudad pensada para los coches.»

Te podrán engañar de mil maneras, y claro que hay ciclistas y que viven el día a día con «normalidad», pero no es apto para todas las personas, ni tampoco saludable.

Bien, un mes después, El Ayuntamiento ya ha terminado de «colocar» los nuevos carriles bici provisionales, algunos de ellos, si funcionan correctamente podrían ser hasta permanentes.

Los carriles bici provisionales de Madrid son un timo, como sus Carriles 30.

Tras unos pocos días en funcionamiento, los ciudadanos madrileños y las diversas asociaciones ciclistas, han visto con sorpresa que lo acordado por el Ayuntamiento de Madrid no coincidía en nada con lo que se ha realizado en sus calles.

Los seis tramos de carriles bici provisionales se han quedado en unas pinturas amarillas sobre el asfalto.

Ni se han creado carriles bici, ni conectan con los actuales, ni segregados ni sin segregar, y en muchos de los casos, bastante más peligrosos que si no se hubiese pintado nada en la carretera.

Al no estar segregados o separdos al menos con conos, bolardos, setos o cualquier otro elemento urbano, se están viendo a diario coches y motos circulando sobre ellos, aparcados en medio de los «carriles bici», y hasta a velocidades que superan los 70 kilómetros hora en vías limitadas a 30 y 40 km/h, que ahora también son carriles bici.

Puedes ver con más detalle de lo que hablamos en el blog de la Asociación Pedalibre.

Una vez más el Ayuntamiento de Madrid lanza un globo sonda, sale en todos los medios, se lleva la palmadita en la espalda, y cuando la gente ya está a otra cosa y de vacaciones, crea algo que es totalmente inútil y encima peligroso, y nos la mete doblada.