El nuevo estadio del Real Madrid tendrá 2.000 aparcamientos para coches y 96 para bicicletas

Mas coches, es lo que sin duda alguna necesita la ciudad de Madrid y un estadio como el nuevo Santiago Bernabeu. (Ironía "mode on")

598
El nuevo estadio del Real Madrid tendrá 2.000 aparcamientos para coches y 96 para bicicletas
2.000 plazas de aparcamientos para coches y 96 para bicicletas. El nuevo estadio Santiago Bernabeu del Real Madrid es sin duda el reflejo del Madrid del futuro.

El Madrid del futuro diseñado por Florentino Pérez y avalado por José Luis Martínez-Almeida, en en el que el uso del coche privado seguirá siendo su principal objetivo.

Con cerca de 550 millones de euros de inversión, el nuevo estadio del Real Madrid en pleno corazón de la capital, contará ahora con más plazas de aparcamiento que nunca.

En total, las ultimas cifras, pues el proyecto se modifica al gusto con el visto bueno del alcalde de la ciudad, hablan de 2.000 plazas de aparcamiento.

Las plazas de aparcamiento del nuevo Santiago Bernabeu estarán gestionadas por una empresa privada durante 40 años

Pese a la oposición de los vecinos, que podrán optar a una de las 547 de alquiler de larga duración para residentes, Almeida sigue luchando contra viento y marea para que el proyecto continue.

Entre los diferentes túneles y ampliación de calzadas previstas, plazas de aparcamiento subterráneo y en superficie, el carril bici castellana, un helipuerto para drones, parking para carga de vehículos eléctricos y demás obras, las inmediaciones del nuevo Bernabeu también contarán con lo que más sueñan muchos madrileños el Kiss&Park.

Los colegios colindantes a Padre Damián tendrán una zona especialmente dedicada para cargar y descargar niños, denominada Kiss&Park.

Pero si hablamos de bicicletas, no hemos encontrado por ningún lado nada más que las 96 plazas de aparcabicis que contará uno de los parking proyectados en el brazo de la Castellana, que también tendrá espacio para 23 motocicletas (estas pueden aparcar en cualquier lugar en la vía pública).

Madrid seguirá siendo una ciudad del futuro que apuesta por el uso del coche privado, ya no solo ocupando la mayoría del espacio público en superficie, sino también bajo tierra y con gestión privada.

Las bicicletas, patinetes y otros vehículos de movilidad personal, seguirán siendo una minoría excluida en este Madrid de los coches.