El nuevo «dieselgate» de los coches eléctricos

Doce veces más emisiones que las anunciadas, son muchas más veces. Con la electrificación, las ciudades continuarán perteneciendo al coche.

289
El-nuevo-dieselgate-de-los-coches-electricos-y-la-contaminacion-en-las-ciudades
Algunos de los coches híbridos enchufables más vendidos llegan a contaminar hasta 12 veces más de lo anunciado por sus fabricantes.

Seguro que te suena el palabro del «dieselgate«, nombre con el que se bautizó al escándalo de varias marcas del sector automovilístico, encabezadas por Volkswagen, tras conocerse que sus coches emitían muchos más gases contaminantes de los que se anunciaban.

Y no solo las emitían, sino que también trataban de ocultarlas con mil y una artimañas eléctrónicas.

De eso hace ya cinco años y ahora la misma marca, y como ocurre con la gran mayoría de este sector y también el de las bicicletas, están volcadas en los coches eléctricos, los autoproclamados salvadores del planeta.

Hace no mucho publicamos un artículo de opinión que dio media vuelta al mundo, y por el que muchas personas con intereses en el sector del motor trataron de echarlo abajo por el mero echo de decir la verdad. El timo de los coches eléctricos se llamaba, y lo puedes ver aquí.

Para cualquiera con esperanzas de vivir en un mundo mucho mejor y de que la cosa no siga empeorando, sabe de sobra que el futuro de las ciudades no pasa por los coches, ni mucho menos por los eléctricos.

Pero eso lo puedes ver todo en el artículo que te acabo de nombrar.

Un nuevo escándalo con las emisiones de algunos coches eléctricos

En un estudio realizado en los últimos meses por la organización Transport & Environment en Bruselas, se ha descubierto que algunos coches eléctricos de última generación, emiten hasta 12 veces más CO2 del que anuncian sus fabricantes. Casi nada.

Entre los coches analizados no están los más potentes ni tan si quiera los más contaminantes, pero si los más populares y superventas, como son los SUV o 4×4 urbanos como el Mitsubishi Outlander, el coche híbrido más vendido en toda Europa, el Volvo XC60, el tercero de la misma lista, y el BMW X5.

Habrá que repetirlo una vez más. No hacen falta más coches, por dos sencillas razones, una, que no caben más, y dos que fabricar y mantener un coche eléctrico teniendo ya un diésel o gasolina, contamina lo mismo que si circulamos con nuestro actual coche unos 200.000 kilómetros más.

Añade el tres, y es que las ciudades y sus ciudadanos necesitan el espacio que los coches les han robado durante décadas. Cuesta verlo y comprenderlo, pero es la realidad.

Si le pones el cuatro, ya podemos llegar al caso de tener un 4×4 para ir por el pan y los niños al colegio…

Y todo esto, suponiendo que las emisiones de catálogo de estos coches eléctricos al circular son las ciertas, y como ha confirmado el estudio de T&E, no solo no son ciertas, sino que pueden ser hasta 12 veces más.

Y estas emisiones no solo proceden del motor de combustión en los casos de híbridos enchufables. Circulando solo con la batería con autonomía de unos 40 kilómetros, las emisiones CO2eran entre un 28% y un 89% más de lo anunciado.

Estas emisiones, que muchos creen que son cero porque no las vemos salir del tubo de escape en forma de humo o no huele a aceite quemado, son simplemente eso, no las vemos, pero los coches eléctricos también emiten gases contaminantes, aparte de otras sustancias dañinas para el ser humano.

Una vez más, siempre que puedas, desplázate a pie, en patinete y por su puesto en bicicleta. El mundo nunca irá a mejor si nosotros mismo no hacemos nada por que así sea.