El motor de su bicicleta no se paró al dejar de pedalear. La marca pide a los usuarios que actualicen el firmware

130
El motor de su bicicleta no se paró al dejar de pedalear. La marca pide a los usuarios que actualicen el firmware
La marca de bicicletas eléctricas Brompton ha pedido a sus clientes que actualicen el software de sus bicicletas afectadas para evitar riesgos.

Esta podría ser la nueva pesadilla de los ciclistas que utilizan bicicletas eléctricas, y es que no hay nada peor, a parte de que se te rompa o te roben la bicicleta, que esta se vuelva loca y el motor no deje de funcionar cuando dejamos de pedalear o apretar el acelerador.

Bromton, el fabricante británico de ebikes centrado en bicicletas plegables y urbanas, ha hecho un llamamiento a través de su página web y redes sociales para que todos los propietarios de sus bicicletas eléctricas que tengan instalados alguno de estos dos firmwares, 1-2-7 y 1-2-8.

Y es que en unos recientes test de calidad y seguridad de la marca se ha encontrado una pequeña falla en el software instalado en sus bicicletas que podría causar que el motor no dejase de funcionar y empujar la bicicleta cuando el ciclista dejase de pedalear.

Un caso detectado, aunque según la marca las posibilidades son mínimas

Brompton no ha desvelado cual es el problema del software en cuestión o en que momento se podría producir que el motor continuase moviéndose sin que nosotros se lo indiquemos.

Según la propia marca, solo se ha detectado un caso en un cliente, que por suerte quedó en un susto.

El problema en sí es muy serio, pues no solo puede provocar una caída. En ciudad el peligro es muy alto al estar rodeado de otros vehículos y personas, mientras que en el monte, con una bicicleta de montaña eléctrica, podríamos caer, por poner un ejemplo gráfico, por un precipicio.

Las bicicletas afectadas fueron fabricadas entre mayo de 2020 y febrero de 2021.

Brompton ha creado este video para explicar como conocer si nuestra bicicleta está afectada con este problema.

En el caso de que ocurriese esta nueva pesadilla, los frenos seguirían funcionando y deberían detener la bicicleta.

Si el motor continúa empujando la bicicleta, habría que apagar el sistema o en su defecto retirar la batería.