El concejal de Castro que pidió cuentas a quien no se molesto en aparcar.

60
concejal turismo castro urdilales

concejal turismo castro urdilales

Días atrás, pudimos ver como las redes sociales y diferentes periódicos publicaban la acalorada bronca del concejal del municipio de Castro a unos turistas.

¡ni uno , ni dos…..! les repetía acalorado al ver sus coches obstaculizando por completo el carril bici, mientras contemplaba el paseo de la localidad.

Muchos se mostraron avergonzados al ver un concejal actuar de esa manera, en cambio, otros tenemos una opinión muy diferente.

Hemos llegado a un punto de falta de civismo, en el que la gente enfocamos el error de comportamiento de manera incorrecta.  Días después, el concejal ha realizado unas declaraciones donde lamenta los hechos con los que puede haber quedado dañada la imagen del municipio. En cambio, nosotros aplaudimos el respaldo que ofreció al proteger el carril bici tal y como se merece. De la misma manera que resulta vergonzoso aparcar sobre una plaza de minusválidos, de un paso de cebra o una acera, por no molestarse en buscar un aparcamiento, también lo es obstaculizar el carril bici. Un carril bici que se crea con un gran coste, para que los ciclistas se alejen del riesgo de ser atropellados en las carreteras, y a su vez no molesten a los paseantes que caminan por aceras o paseos.

De poco valen los carriles bici, si absurdamente son utilizados por los paseantes y obstaculizan el paso de bicicletas.

Tenéis un precioso paseo para vosotros ¡por dios! no uséis el carril bici.

Con esto conviven diariamente los ciclistas en el carril bici, a lo que hay que añadir tramos completamente obstaculizados por vehículos como el caso de Castro.  Dicho esto, intentamos dar a entender el motivo por el que un concejal que entiende el malestar del día a día de los ciclistas, intenta inculcar valores y civismo a personas que solo les importa su bienestar, despreocupándose de si con ello afecta el de los demás.

¡Más civismo y más concejales como este es lo que necesitamos!