El Columbia Vidaraid Subcampeon del Mundo de Carreras de Aventura

55

El equipo Columbia Vidaraid ha conseguido el Subcampeonato del Mundo de Carreras de Aventura en el Campeonato del Mundo disputado la pasada semana en Costa Rica.

Esta disciplina, mezcla de aventura, deporte y desafío extremo en dosis equivalentes, se disputa en un formato “no-stop”. Los participantes tomaron la salida el Lunes 2 de Diciembre a las 14 horas, y el primer equipo en finalizar lo hizo una semana y tan sólo unos cuantos minutos después.

11134469304_8e4ce015f5_bLos equipos están compuestos por 4 integrantes de los que imprescindiblemente uno de ellos tiene que ser del sexo contrario. Para afrontar las secciones en MTB, el equipo cuenta con el patrocinio de Giant Ibérica que les ha suministrado las Giant XTC Advanced SL 29er 1.




XtC_Advanced_SL_29er_1

El equipo llegaba a Costa Rica en un gran momento de forma y con la moral muy alta tras ocupar el cuarto puesto del ranking mundial después de su última victoria en la Ecomotion Pro, disputada hace unos meses en Brasil, en la que mantuvieron una dura pugna contra el los neozelandeses del Seagate, Campeones del Mundo 2012.

El Columbia Vidaraid, representando a España y compuesto por los españoles Jon Ander Arambalza y Urtzi Iglesias, y los brasileños Marco Amselem y Bárbara Bomfim, ha realizado una fenomenal carrera que les ha servido para adjudicarse el segundo puesto en la clasificación final por detrás de los suecos del Thule Adventure Team. Los nuevos subcampeones  mundiales cruzaron la línea de meta final tan sólo 3 horas después que el equipo ganador, una diferencia mínima para este tipo de competición.

1462961_558472777571940_1321959545_nLos participantes se enfrentaban en la salida a un recorrido total de 800 kms divididos en 13 etapas que atravesaba Costa Rica de costa a costa, desde su frontera Sur con Panamá hasta su límite Norte con Nicaragua. A la dificultad de las diferentes etapas, a disputar en las modalidades de trekking, mtb, kayak, rafting, escalada y tirolina, se le suma el hecho de tener que orientarse continuamente para pasar por todos los controles de paso, y ser capaces de mantener una estrategia adecuada.

173 km de trekking, 239 de kayak y 400 de MTB eran el desafío. En esta última disciplina tenían que afrontar 4 etapas con un desnivel positivo total de 4930 metros positivos y 4852 negativos.

Y además del hándicap físico de cada una de las disciplinas, tuvieron que hacer frente al reto de dormir y descansar las mínimas horas posibles. La organización tenía marcada una parada de descanso obligatoria de 4 horas, y el equipo ganador ha declarado que en toda la semana tan sólo durmieron rigurosamente 8 horas, a lo que hay que sumar las pequeñas cabezaditas a las que el cansancio les obligaba. Tan sólo este dato es suficiente para entender la dureza de esta disciplina.

1455930_633406253368015_1785371458_nUno de los momentos clave en la estrategia de la carrera llegó en la octava etapa, un rafting de 35 kms, en los que había una “dark zone” desde las 17.30 pm hasta las 05.00 am. Los tres equipos que consiguieron superar esa etapa en primera posición –los neozelandeses del Seagate, Campeones del Mundo 2013, los suecos del Thule y el Columbia Vidaraid– establecieron así un margen de varias horas de ventaja con respecto a sus perseguidores. Posteriormente llegó el abandono del Seagate cuando comandaban la carrera motivado por las infecciones de las ampollas de los pies de uno de sus componentes. A partir de entonces la carrera fue una lucha extrema y agónica entre el Thule y el Columbia Vidaraid.