El atropello de la diputada Muriel Casals por un ciclista abre el debate peatón/ciclista

126
El accidente de Muriel Casals diputada de Junts Pel Sí, abre el debate sobre la convivencia entre ciclistas y peatones en Barcelona

El accidente de Muriel Casals diputada de Junts Pel Sí, abre el debate sobre la convivencia entre ciclistas y peatones en Barcelona

Los medios de comunicación generalistas han vuelto a encender la mecha de la convivencia entre ciclistas y peatones en Barcelona. Muriel Casals diputada de Junts Pel Sí sufrió el pasado fin de semana un accidente en el que chocó como peatón con un ciclista. El accidente ocurrió en la intersección de las calles Urgell y Provença de la capital Barcelonesa. En un cruce de carriles para vehículos a motor y cuatro carriles bici regulado por semáforos. Aunque se desconoce las causas exactas del accidente si está claro que o el ciclista o la diputada se saltaron el semáforo.

Desgraciadamente Muriel Casals sufrió un traumatismo craneoencefálico y fractura de pelvis por lo que fue ingresada en la UCI del Hospital Clínic de Barcelona.


Según Unidad de Accidentes de la Guardia Urbana de Barcelona que lleva la investigación del accidente, el ciclista ha aportado cinco testigos del accidente que indican que el respeto el semáforo. Los testigos indican que ellos cruzaron en rojo el semáforo pero al ver la bici aceleraron el paso evitando el accidente. Por lo supuestamente sería Muriel Casals que iba unos metros detrás de ellos quien se salto el semáforo en rojo.

Pero ocurrido el accidente no te trata de cargar las tintas contra nadie, sino de plantear un debate serio sobre una nueva realidad, que es la convivencia de los peatones, turismos y ciclistas en las ciudades.

Medios como la Vanguardia indicaban: “Los atropellos graves de ciclistas a peatones son muy escasos, lo que no impide que se tenga cierta percepción de indisciplina”.

Nunca defenderemos a los ciclistas que no cumplen las normas de circulación, pero de ahí a achacar que es una indisciplina del ciclista creemos que es demasiado atrevido, sin haberse demostrado su responsabilidad. Aún más cuando ellos mismos indican que en ese momento se desconocía la responsabilidad de accidente. De la misma manera que no se puede generalizar y decir cada vez que se atropella a un ciclista, que todos los conductores de turismos son indisciplinados y no los respetan.

Sirva como ejemplo que en 2015 en Barcelona afortunadamente solo hubo un atropello grave de un peatón por parte de un ciclista. Cuando en 2014 fueron cuatro, pero en ningún caso se indican de quien fue la responsabilidad de los mismos. Mientras que el caso de las motocicletas fueron 18 en 2015 y 26 atropellos en 2014. Desconociendo los casos protagonizados por turismos que atropellaron a peatones o ciclistas por lo que no podemos valorarlos.

No hemos leído titulares sugiriendo que los motoristas o conductores de turismos son indisciplinados y no respetan las normas de circulación. El respeto de las normas de circulación es responsabilidad de la persona que circula con el vehículo. Por ello habrá peatones, conductores y ciclistas poco respetuosos con las normas de circulación usen el medio que usen.

Le pese o no a la industria del automóvil tenemos que recuperar las ciudades para las personas. Eso supone que, poco a poco, el uso de los automóviles privados en el centro de las ciudades se irá reduciendo y los que circulen tendrán que ser ecológicos.  Se crea o no es por el bien de nuestra salud y por nuestra calidad de vida, situaciones de alarmas de contaminación como las ocurridas este año en Madrid no son sostenibles.

Por lo que desde iberobike.com deseamos que Muriel Casals se recupere lo antes posible y que ciudades como Barcelona, sean un claro ejemplo de la convivencia entre turismos, ciclistas y peatones.