DutchFiets, una sorprendente bicicleta hecha de plástico reciclado

206
Una-sorprendente-bicicleta-hecha-de-plástico-reciclado-DutchFiets
La bicicleta de plástico reciclado DutchFiets.

DutchFiets, así se denomina esta bicicleta de plástico reciclado diseñada en los Países Bajos por Johannes Alderse Baas con una idea principal en mente, la economía circular.

Tras varios meses de pruebas y ensayos, presentó en sociedad el primer prototipo de bicicleta fabricada mediante plásticos reciclados.

Desde aquel momento, infinidad de personas se interesaron en el proyecto y comenzaron a ayudar con nuevas ideas, pero sobre todo con los fondos necesarios para poder llevar a producción la primera bicicleta DutchFiets.

La idea de Johannes surgió cuando aún cursaba sus estudios de ingeniería, intentando crear una bicicleta que cumpliese con los principios de la economía circular.

Esto quiere decir que la bicicleta, tras su vida útil, no va al cubo de la basura o se abandona en un trastero, sino que se puede reconvertir, o en otra bicicleta, o incluso cualquier otro producto que utilice el mismo material.

Para ello, la idea es que los usuarios de DutchFiets, cuando su bicicleta diga hasta aquí hemos llegado o el usuario no quiera utilizarla más, mediante un depósito de 100€ descontado en la compra de la misma, podrían devolverla y recuperar ese dinero depositado.

Los famosos tapones de plástico

En cuanto al diseño de la bicicleta, el material de su cuadro procede en la mayor parte de los tapones de plástico de las botellas siendo el material restante de otros plásticos reciclados.

El cuadro debía contar con todas las garantías de seguridad europeas, por lo que no se ha escatimado en utilizar refuerzos allí donde ha sido necesario.

Su parte trasera es mono-brazo, ahorrando unos valiosos gramos y facilitando el cambio de cubierta o el arreglar un pinchazo sin tener que desmontar la rueda.

Las ruedas también están fabricadas a partir de plásticos reciclados, dejando par el metal otros como rodamientos, tornillería, manillar y horquilla.

Cuenta con un sistema de iluminación LED propio integrado en el cuadro que se recarga mediante una conexión USB.

Otra de sus características más llamativas son sus cambios. Dos en concreto, una macha para subir cuestas o pedalear contra el viento y otra para moverse a una velocidad adecuada por la ciudad.

Estos cambios no poseen manetas en el manillar ni cableado alguno. La bicicleta DutchFiets integra el sistema S2C Kick Shift, consistente en un buje trasero con dos velocidades integradas que se acciona mediante un movimiento del pedal específico.

Cuando vamos pedaleando, basta con girar un cuarto de vuelta hacía atrás los pedales y el sistema cambia de velocidad automaticamente.

Su sillín está especialmente diseñado para que no absorba la humedad y mantenga la temperatura, por lo que en días de lluvia evitaremos mojarnos cuando dejemos la bicicleta candada.

Desde que la idea naciese en el año 2016, ya se han presentado diversas actualizaciones de la DutchFiets, alguna de ellas pensando en añadir nuevos sistemas de seguridad así como en aligerar el peso de todo el conjunto.

La idea de este tipo de bicicleta de plástico reciclado fue bastante bien acogida por hoteles y centro de alquiler de bicicletas debido a su bajo mantenimiento y desgaste.