Duras críticas a la Federación de Ciclismo por su nuevo patrocinador, la petrolera Shell UK

Shell se encuentra en una loca carrera por cambiar su imagen de petrolera y convertirla en una empresa de Cero Emisiones, cosa que nunca será cierta.

491
Duras-criticas-a-la-Federacion-de-Ciclismo-por-su-nuevo-patrocinador-la-petrolera-Shell-UK
La petrolera Shell se encuentra entre las cinco empresas más contaminantes de todo el planeta, pero eso no importa para la Federación de Ciclismo Británica, quien recibirá mucho dinero por el su nuevo patrocinador.

Viniendo que ni pintado al hilo a los rumores del posible nuevo patrocinador del Movistar Team, la petrolera Repsol, rumores que el propio equipo ha desmentido ya, llegan las críticas a una Federación Nacional de Ciclismo por aceptar el patrocinio de Shell.

Shell, petrolera por excelencia y también metida en otros negocios como el gas, los coches eléctricos y también las bicicletas eléctricas, como ya vimos en su primer catálogo de ebikes Shell Ride, continúa su metamorfosis para el fin de la era del coche de combustión.

Para dar un paso más allá, al Federación Británica de Ciclismo, ha firmado un acuerdo de patrocinio de ocho largos años con Shell.

Los ciclistas federados han calificado el acuerdo de la Federación y Shell como de «Greenwashing»

No cabe duda de que el petróleo se acaba, al menos como lo hemos conocido hasta ahora.

Las grandes multinacionales se encuentran en un punto de inflexión, el cual tratan de acelerar invirtiendo grandes sumas de dinero en los negocios del futuro, donde el petróleo y el gas poco tendrán que decir.

Coches y motos eléctricas, energía solar y eólica, patinetes, bicicletas eléctricas, y un sin fin más de empresas que nacen de la noche a la mañana con el fin de meter el hocico en el nuevo pastel por llegar.

Shell lleva ya años además tratando de «lavar su imagen» y alejarla de ser una de las empresas más contaminantes del planeta (junto a muchas otras).

Los ciclistas británicos más críticos, han visto este paso de Shell para patrocinar a su Federación de Ciclismo, como un nuevo capítulo de «greenwashing» de la petrolera.

Algunos de ellos, directamente han anunciado que se darán de baja de la Federación tras hacerse efectivo el acuerdo con Shell UK.