Dopaje, maillots amarillos tirados, compra de equipos, transfusiones… Bjarne Riis vuelve a la carga

13289
Bjarne Riis
Imagen de archivo.

Si buscas el nombre de Bjarne Riis en Google, y después realizas una búsqueda más afinada sobre los resultados obtenidos añadiendo la palabra «dopaje«, obtienes unos resultados donde el nombre y la palabra prohibida están más tiempo juntos que separados.

Todos sabemos que Riis se dopó durante su carrera deportiva como ciclista profesional, no es un secreto ni tan si quiera que le «pillasen», pues él mismo confesó en el año 2007 que utilizó EPO en su época como corredor durante los años 1993 a 1998.

Aunque sincerarse está muy bien, y que le quitasen su maillot amarillo conseguido en el año 1996 ganado utilizando sustancias prohibidas también, justo después de los cinco Tour de Francia conseguidos del tirón por Miguel Indurain (1991-1995), la palabra dopaje ha seguido unida al danés de una manera o de otra.

Riis y dopaje siempre han estado unidos…

Tras su etapa como corredor, en la cual comenzó misteriosamente a despuntar a los 29 años de edad, y retirándose tras una grave caída a mediados de 1999, los negocios de compra y venta de equipos ciclistas, sus etapas como director deportivo y cada uno de sus «otros negocios» en el ciclismo, siempre han seguido ligados de una manera o de otra a la palabra dopaje.

Un informe sobre el dopaje en el ciclismo danés realizado durante los años 1998 a 2015 por la agencia danesa antidopaje, justo cuando Riis era director deportivo del equipo ciclista CSC y del Tinkof-Saxo de Contador, desvelaba que Riis no solo conocía que algunos de sus corredores utilizaban sustancias prohibidas y transfusiones, sino que él mismo como director deportivo de la escuadra animaba y ayudaba a alguno de sus ciclistas con estos menesteres.

Riis fue despedido en 2015 por las sospechas de su patrocinador principal sobre sus malas artes.

Ahora, en el año 2020, y con el nombre de Bjarne Riis cada vez más unido a la palabra dopaje, el ex-ciclista, ex-director y empresario, sigue su andadura dentro del mundo de las dos ruedas como pedro por su casa.

Hoy se ha conocido que ha pedido disculpas al director del Tour de Francia por aquellas palabras de desprecio que realizó sobre el maillot amarillo conseguido en 1996, cuando declaró que lo tenía tirado en el garaje y no representaba nada para él.

¿Y para qué querrá pedir disculpas ahora Riis sobre un maillot que ya hace tiempo que le quitaron por tramposo?

Bien, hace solo unas semanas se conocía otra noticia, la cual no tuvo mucha transcendencia en los medios, y es que Riis se había hecho con la tercera parte de otro equipo ciclista World Tour, el conocido anteriormente como Dimension Data, ahora llamado NTT.

El propio Riis ha declarado que no vuelve al ciclismo profesional, ya que nunca se había ido.

Y, aquí no pasa nada… que siga el espectáculo.