Dominos Pizza, de las bicicletas eléctricas a los robots inteligentes para repartir a domicilio

166
Dominos-Pizza-de-las-bicicletas-electricas-a-los-robots-inteligentes-para-repartir-a-domicilio
El robot o vehículo inteligente Nuro R2 haciendo una entrega de comida a domicilio.

Desde 1960, la empresa americana Dominos Pizza se encarga de llevar sus deliciosas pizzas a domicilio en el menor tiempo posible.

En un principio, un antiguo y bonito coche Volkswagen Beetle, era el medio de transporte utilizado por los dueños para hacer llegar sus pedidos.

Pero hablamos de los años sesenta, y la cosa ha evolucionado bastante hasta nuestro días, tanto en la comida que ofrecen y en como llega a nuestras casas.

Las bicicletas eléctricas son mucho más rápidas que los coches o las motos

Puede sonar pedante, pero la realidad es que la propia Domino Pizza realizó un estudio hace unos años, en 2019 en concreto, en la que muchos de los repartos que realizaban en coche o motocicleta se podía hacer en meno tiempo utilizando bicicletas eléctricas.

Estas tienen muchas otras ventajas, como la de no necesitar carnet de conducir, no contaminan ni hacen ruido, son más baratas y requieren de un menor mantenimiento entre otras.

Desde entonces y gracias a la marca de e-bikes Rad Power, mucho de sus restaurantes de Dominos Pizza utilizan bicicletas eléctricas para los repartos a domicilio.

La inteligencia artificial y los robots. Una gran inversión para abaratar costes

Todos sabemos a estas alturas que los robots dominarán el mundo en muy poco tiempo y que además desempeñarán la mayoría de trabajos que a día de hoy todavía están en manos de los humanos.

Dominos Pizza sigue evolucionando sus sistemas de transporte y ha comenzado a probar vehículos con inteligencia artificial y sin conductor para repartir pizzas a domicilio.

El sistema es sencillo, se hace el pedido, se prepara y se coloca dentro de uno de estos vehículos, en cuestión un robot con ruedas Nuro R2.

Este ya tienen en su memoria la dirección del cliente, como llegar allí y el código de desbloqueo que este tendrá que introducir para poder abrir la puerta a la felicidad, donde si ansiada pizza estará esperando.

Entre medias, en algunas ciudades también han comenzado a utilizar patinetes eléctricos, los cuales tienen incluso menos mantenimiento que una bicicleta y su coste es infinitamente menor.

Nos guste o no, el futuro pasará por las manos de los robots y la inteligencia artificial.

En este vídeo podemos ver al Nuro R1 en acción: