¿Devolución del dinero de la inscripción? La Quebrantahuesos también cambia de fecha

7705
devolucion-inscripcion-quebrantahuesos-2020-10000-soplao-ciclista-cicloturista
Quebrantahuesos - Archivo

Como ya ocurriese hace unos días con Los 10.000 del Soplao, hoy, tras anunciarse el cambio de fecha de la famosa Marcha Cicloturista Quebrantahuesos, las quejas por no devolver el dinero de la inscripción a quien no quiera o pueda participar en la nueva fecha, han comenzado a aparecer.

Y es que los organizadores de eventos deportivos de masas, y en este caso de eventos ciclistas, se las ingenian para crear sus propios reglamentos internos, en los que cada ciclista o participante, al realizar su inscripción, está obligado a cumplir, tanto para lo bueno como para lo malo.

En el caso de Los 10.000 del Soplao, su reglamento interno dice lo siguiente sobre la suspensión, cancelación, cambio de recorrido o de fecha:

«Art. 19 SUSPENSIÓN DE LA PRUEBA

La organización no asumirá ninguna responsabilidad si el evento se suspende o aplaza por causas de fuerza mayor. Así mismo la organización no se hace responsable de las decisiones que a título personal tomen los participantes como consecuencia de la suspensión de la misma».

Para más problemática, la fecha elegida para El Soplao 2020 que se dio inicialmente fue el 5 de Diciembre, pero ante el aluvión de críticas, estos decidieron suspender todas las pruebas excepto la de ciclismo de carretera (BTT, Ultramaratón, Combinada, Soplaoman, Natación en aguas abiertas, Maratón y Ruta a Pie), que se celebrará si dios quiere el día 10 de Octubre.

¿Pero y si no puedo o no quiero ir en 2021?

Además, para todos aquellos inscritos que acudan a la nueva cita, se les dará automáticamente la inscripción gratuita para la edición 2021.

El resto de pruebas mencionadas, y quienes ya hubiesen formalizado y pagado la inscripción para este 2020, tendrán automaticamente la inscripción de 2021 si necesidad de hacer ningún cambio.

La organización del Soplao así como la Quebrantahuesos, no dan opción a la devolución del importe de la inscripción.

El reglamento interno de la Quebrantahuesos 2020 establece lo siguiente:

«Art. 7 – Las inscripciones se consideran DEFINITIVAS, por lo que en el caso de no poder participar no se realizará la devolución de la inscripción. Las inscripciones son estrictamente personales e intransferibles y no pueden ser utilizadas por otra persona diferente de la inscrita. No es posible la sustitución de un participante por otro.»

» Art. 20 – La organización se reserva el derecho de realizar las modificaciones oportunas en el recorrido, cuando concurra algún motivo de fuerza mayor, u otra circunstancia sobrevenida y fuera del control de su voluntad que, a su exclusiva discreción lo hiciere conveniente o necesario, sin que por ello los participantes tengan derecho a solicitar ninguna clase de reembolso o reducción de los derechos de inscripción.

Asimismo, no podrán participar aquellas personas que se encuentren sancionadas por dopaje bien por la UCI o cualquiera otra federación nacional u organismo con las competencias correspondientes.

La organización podrá acordar la suspensión de la prueba, sea con carácter temporal o definitivo, cuando concurran circunstancias ajenas a la voluntad y control de la organización o medidas gubernativas que afecten a la seguridad en general o a la libertad de deambulación de las personas.

En caso de suspensión definitiva, los participantes no tendrán derecho al reembolso de los derechos de inscripción, pero tendrán preferencia en la adjudicación de plazas de la siguiente edición si vuelven a inscribirse. «

Desconocemos si por ley esto es legal o no, pero lo que si conocemos es que muchas personas no solo van a perder el dinero de la inscripción, si no también el importe de reservas de hoteles, días de vacaciones que habían pedido para poder asistir y un sin fin de temas personales de cada participante pueda tener.

La nueva fecha elegida por la Quebrantahuesos, lógicamente no será del agrado de muchos.

Además, el 19 de Septiembre parece que queda aún muy lejos, pero a parte de la situación actual que tenemos que afrontar, queda aún por ver cuando podremos volver a nuestra vida «normal» y en que condiciones y normas.

O mucho cambia el tema, o mucho nos tememos que todo evento social de masas como son estas dos pruebas ciclistas, tendrán que adaptarse a la nueva situación a la que nos veremos irremediablemente a vivir todos y cada uno de nosotros.

¿Y si tampoco se puede celebrar en la nueva fecha, devolverán el dinero?