¿Deberíamos dejar de hacer promoción a este tipo de vídeos urbanos de Freeride?

248
Deberíamos dejar de hacer promoción de este tipo de vídeos urbanos de Freeride estambul escaleras
Cada vez son más comunes los vídeos de Freeride en bicicleta de montaña por la ciudad.

Las competiciones de descenso urbanas son cada vez más comunes en muchas ciudades del mundo.

Apoyadas por grandes marcas de bebidas energéticas, entre otras, este tipo de eventos trata de acercar la bicicleta de montaña a los núcleos urbanos, además de reunir a miles de personas para mostrar su publicidad.

Paralelamente, los vídeos del mismo estilo, bajando y saltando escaleras, mobiliario urbano y otros obstáculos de la vía pública, cada vez son más comunes.

Incluso ayuntamientos de grandes ciudades, no solo facilitan a algunos ciclistas con miles de seguidores en redes sociales que graben en sus calles, también les invitan a ello y corren con los gastos mientras se promocione la ciudad de una forma diferente.

De siempre se han hecho locuras con la bicicleta en la calle, el problema ahora es que ahora somos muchísimos más ciclistas en todas partes, incluidas ciudades y carreteras.

La mala imagen de hacer el burro e ir rápido por zonas peatonales de la ciudad

Aunque espectacular, estas imágenes para muchos solo sirven para que peatones y conductores cojan aún más manía a los ciclistas, de cualquier tipo.

Danny MacAskill o Fabio Wibmber son dos estrellas de la bicicleta que cuentan con millones de seguidores en redes sociales.

Sus vídeos, por norma general, cuentan con todos los permisos pertinentes del lugar donde graban.

Se han dado casos de otras estrellas mediáticas, como Sam Pilgrim, quien tras dejar la alta competición ha continuado su carrera como youtuber, de montar con su bicicleta y grabar algún vídeo en zonas urbanas prohibidas, el cual le trajo algún que otro problema:

La peligrosidad y los intentos de imitar a los profesionales

En este último vídeo grabado en las calles de Estambul, además de espectacular como siempre, podemos ver algunos saltos y descensos urbanos realmente «peligrosos», sobre todo si algo sale mal.

Si los aficionados al ciclismo ya ven algo sospechoso o mejor dicho escamoso al ver estas imágenes, ¿qué pensará el que no monta en bicicleta?. Ya ni que decir el que de antemano no le caemos muy bien.

Seguirán saliendo nuevos vídeos urbanos de este tipo, a cada cual más loco, el tema es si merece hacerles promoción cuando son tan salvajes y poco seguros como este de Estambul: