Danny MacAskill: Para una sola toma, 396 intentos, 3 meses de búsqueda y 4 días de grabación

Después de la primera vez en poder realizarlo, lo intentó tres veces más y en las tres consiguió salir airoso. Ya le había pillado el truco...

1129
Danny MacAskill: Para una sola toma, 396 intentos, 3 meses de búsqueda y 4 días de grabación
Muchas veces pensamos que los saltos y trucos que vemos en los vídeos los tienen más que controlados, pero no es así...

Seguramente ya hayas visto alguno de los muchos vídeos que el ciclista extremo Danny MacAskill. Si no es así, te invitamos a hacerlo desde aquí.

Bien, cada escena que aparece en sus vídeos, los cuales no suelen ser nada cortos por norma general, puede llevar días, incluso meses de duro trabajo.

Y no solo del propio MacAskill, también de todo el equipo que le acompaña para grabar y le ayuda.

En concreto, para una de las tomas de su famoso vídeo «Wee Day Out» el cual puedes ver aquí, en el que se desliza con las dos ruedas sobre un gran árbol caído, Danny necesitó nada más y nada menos que 396 intentos para conseguir el «truco».

396 fallidos en bicicleta son muchas caídas

Pero antes de todo eso, un miembro de su equipo estuvo tres meses buscando y visitando inumerables lugares en busca del tronco perfecto.

Este debía ser lo suficientemente ancho para que las dos ruedas pudiesen deslizar sobre él. Además no podría tener ninguna rama ni saliente que dificultase el deslizamiento.

Cuando por fín lo encontró y se lo mostró a MacAskill, fue cuando comenzó el trabajo duro.

En total fueron cuatro días de grabación, en los que el ciclista de Red Bull se calló, abortó y dio con sus huesos en el suelo 396 veces:

  • Primer día: 103 intentos
  • Segundo día: 117 intentos
  • Tercer día: 112 intentos
  • Cuarto y último día: 64 intentos

Y es que según cuenta el propio Danny en el vídeo, nunca había realizado ese truco en bicicleta.

El último día, tras 64 intentos, logró por fin deslizar con las dos ruedas sobre el árbol y salir de un salto para continuar pedaleando sobre la hierba.

Tras esto lo intentó tres veces más y en las tres consiguió realizarlo. Ya le había pillado el truco…