Crónica II Marcha Dical MTB – Burgohondo (Ávila)

65

Marcha Dical MTB

Cuando me contaron que había que subir a los «Prados Altos», me podía imaginar que estaban altos como su nombre indica, pero no con rampas tan inclinadas y duras.

La II Marcha Dical MTB, reunió el pasado sábado 26 de julio en Burgohondo (Ávila) a más de 100 bikers con el ánimo común de pasar una agradable mañana de MTB en un entorno absolutamente privilegiado en pleno valle del alto Alberche.

Gran parte de los 40 km fueron neutralizados y con reagrupamientos, pero el tramo libre fue inolvidable para nuestras retinas y especialmente para nuestras piernas.

A las 9:00 h, el alcalde de la localidad dio la salida desde las piscinas municipales para que tomáramos rumbo hacía Navarredondilla, donde una vez coronado el Cerro de Navalahojas, descendimos rápidamente, de nuevo con dirección Burgohondo por el Barrio del Sotillo, para dirigirnos al bello paraje del Pinar del Cañal, Barrio de La Mata y aparecer en Puente Nueva, donde estaba el avituallamiento junto al río Alberche.

Marcha Dical MTB 2

Una vez reagrupados todos, iniciamos el tramo de velocidad libre hacía las Canalenguas, llegamos a Fuentebuena y ascendimos al Barrio de La Cendral, donde las rampas llegan a ser del 14%.

Pasamos por la balsa de agua y coronamos en el Alto del Espino, donde tras un tramo cómodo, llegamos al Barrio del Palancar donde se inicia el último y más duro tramo de subida que nos conduce hasta la Puerta de la Sierra una vez superadas las rampas de hasta un 17% que tiene el camino.

Rápido descenso por los Prados Nuevos, donde la espesa vegetación hace una camino de sombra continua, para llegar de nuevo a Puente Nueva, donde de nuevo se reagrupa a todos los participantes para entrar todos juntos en Burgohondo.

Una vez allí, bocadillos y bebidas ofrecidas por el ayuntamiento tras pasar el arco de meta y aperitivos ofrecidos por el Mesón El Venero, donde se realizó la entrega de premios y sorteo de un gran lote de regalos.

Marcha Dical MTB 1

Una prueba que merece que conozcas, por el gran ambiente que existe, por el entorno por donde discurre y porque te encantará su formato.

Cuidada organización a cargo del club Dical MTB, absoluta colaboración y apoyo de los vecinos de Burgohondo, fundamental para que el evento fuera una realidad.

Aprovecho para saludar a los integrantes del BCT (Burgohondo Cycling Team), que siempre me cuidan cuando vengo por estos entrañables pueblos e invito al ayuntamiento de Burgohondo y en especial a su alcalde, a seguir volcándose e implicándose con actividades de este tipo.

No os perdáis las fantásticas fotos de mi compañera Erika Hita, que amablemente nos acompañó para dejar documentos gráficos del evento y agradecer a mi también compañero y amigo, Roberto Martín, su imprescindible apoyo logístico.

Nos vemos por los caminos…