Crónica de Justin Leov Enduro World Series Valloire

25

Justin Leov EWS Valloire 2

Debo confesar que he estado muy ocupado desde la prueba escocesa del EWS. Como entrenador del equipo Trek World Racing de Descenso, acompañé al equipo en las pruebas de la Copa del Mundo de Fort William y luego a Leogang. Aprendo mucho durante el tiempo que paso en la pista analizando las mejores líneas posibles para los pilotos del equipo.

Después, la ruta pasaba por los Alpes italianos y por el Mont Blanc. Aprovechamos para disfrutar de un café y de unas vistas panorámicas realmente asombrosas.

Rocas o bosque, el reconocimiento a pie nos mostraba la belleza de los recorridos de Valloire y su carácter salvaje. El formato de carrera francés limita las rutas de reconocimiento a sólo una por Especial. De esta forma se favorece la igualdad de oportunidades para todos los participantes.

Justin Leov EWS Valloire 5
1º día de carrera:
La Especial 1 ofrecía desde el inicio una sección más bien rocosa, luego más rápida, algunas subidas y un tramo por el bosque. Me sentía bien al manillar de mi Trek Remedy 29er. Hice una carrera limpia y terminé 3º, un buen comienzo. Me sentía confiado y me veía capacitado como para recuperar mi retraso respecto al mejor tiempo. Unos ruidos sospechosos al final de la Especial me advirtieron de que tenía un eslabón aplastado, sin duda por culpa de una piedra proyectada. Así pues, empezaba la Especial 2 con una cadena nueva.

Íbamos a recorrer la Especial 2 dos veces el mismo día. Era la Especial más larga y física del fin de semana. Poco tiempo después de la salida, un tramo por la nieve dejaba atrapado a más de un piloto. En algunas partes la rueda se hundía en la nieve, ablandada por el calor, y en un abrir y cerrar de ojos el piloto salía proyectado por encima del manillar. Con mucha facilidad, se podían perder entre 10 y 20 segundos sólo en este tramo. Mi técnica consistía en pasar a gran velocidad e intentar anticipar cualquier pérdida de control. ¡Y funcionó muy bien!

Después de este tramo, era importante mantener el esfuerzo a una buena intensidad a lo largo de toda la Especial. De hecho, estaba un poco demasiado agresivo debido a la dificultad técnica y acabé por gastar energía para recuperarme de algunos saltos que amenazaban con hacerme perder el control de la situación. A pesar de todo, acabé con el mejor tiempo de la Especial. Es la 1º vez que soy el más rápido en una Especial del EWS. Incluso si sabía que tenía las capacidades, hacerlo me proporcionó una gran sensación de euforia.

Justin Leov EWS Valloire 1

La Especial 3 era una repetición de la 2. Previne a mi mecánico y a mi jefe de equipo de que iba a pedalear de una manera más “conservadora” esta vez. Como llegué a la salida con un poco de antelación, aproveché para volver a echar un vistazo a la sección de nieve. Sentía curiosidad por ver cómo había evolucionado con una temperatura ambiente de 30°C. Se habían formado unos surcos profundos y decidí cambiar de estrategia en el tramo siguiente. Pasaría a una velocidad más moderada, por el surco más profundo, pero que a la vez me parecía que ofrecía la base más sólida. Al final, me lancé y contuve la respiración cuando me acercaba a la nieve. Tomé la curva de entrada por el exterior para poder entrar bien alineado en el surco… las grandes ruedas pasaron perfectamente y me encontré de nuevo de pleno en una carrera que quería que fuese lo más “limpia” posible. ¡Gestioné lo mejor que pude el esfuerzo físico y la fluidez de la conducción para acabar con un nuevo mejor tiempo!

No podía pedir más, estaba a la cabeza de la clasificación al acabar el día con una ventaja de 30 segundos sobre el segundo. ¡Menudo día!

2º día de carrera:
El día antes había sido agotador para los pilotos pero también para los mecánicos. Cambié los pedales, el cambio de marchas, la cadena y los neumáticos. Las ruedas habían acabado la jornada más ovales que redondas, pero Ray había hecho un trabajo increíble con mi bici para que volviese a empezar en las mejores condiciones. Mi objetivo era pedalear limpiamente sin tomar riesgos inútiles. Podía permitirme perder algunos segundos, pero tenía que hacer todo lo posible para evitar problemas mecánicos o caídas.

Justin Leov EWS Valloire 3

La Especial 4 era más bien corta pero complicada. Había bastantes rocas y una sección descendente totalmente recta en el bosque. ¡Derrapes constantes para disfrutar al máximo! Habíamos aumentado la presión de los neumáticos para evitar sorpresas desagradables. Acabé 7º y un poco decepcionado conmigo mismo. No me gusta demasiado pedalear de forma “prudente”, pero hay que reconocer que es la opción más inteligente cuando uno tiene que gestionar su ventaja. Me quedé sorprendido al enterarme de que, de hecho, mi ventaja sobre el segundo había aumentado hasta 38 segundos.

La Especial 5 era más larga y rápida, con algunas subidas que hacían que me ardieran los muslos, pero me sentía bien y el equipamiento estaba en perfectas condiciones. Con un poco de suerte, podría acabar las dos últimas Especiales sin contratiempos. En todo caso, ¡eso es lo que creía!

Antes de salir del paddock, Ray notó que había un corte en el neumático trasero. Salí con un neumático nuevo e incluso un poco más de presión para estar tranquilo. Me lancé y abordé, de forma prudente, una sección con bastantes rocas. No presté atención en un tramo y en un abrir y cerrar de ojos estaba en el suelo. Volví a subir a la bici, había perdido 5 segundos y sabía que no era grave. En seguida volví a coger un buen ritmo. Lo que ocurrió después fue una verdadera pesadilla, no hay ninguna otra palabra para describir la situación. El sonido de una roca que corta el neumático, el silbido del neumático que pierde el aire, y mis sueños de victoria que se esfuman. Me quedé destrozado. ¡38 segundos de ventaja antes de las dos últimas Especiales y ahora 2 minutos de retraso!
De vuelta al paddock, intentaba analizar lo que acababa de ocurrir. ¿Por qué? ¿Habría podido hacerlo de otra forma? ¡Argh, la competición puede ser tan cruel a veces!

Había perdido mucho tiempo, pero no tenía la intención de abandonar. Ya no tenía nada que perder, ¡una buena excusa para no pedalear más de forma “prudente”! Los neumáticos nuevos, un buen calentamiento y ya estaba en la salida de la 6º y última Especial. Determinado a ganarla. ¡A recuperar el tiempo perdido!

Justin Leov EWS Valloire 4

Cuando crucé la línea de llegada sabía que había hecho un buen tiempo, y al final gané esta última Especial. Esto me subió el ánimo después de una jornada particularmente agotadora. Acabé en la 11º posición de la general. Suficiente como para conservar la segunda plaza en la clasificación provisional del EWS 2014.

¡Menudo fin de semana! He aprendido muchas lecciones y he acumulado otra buena dosis de experiencia.

¡En menos de tres semanas cita en La Thuile para un nuevo episodio de esta batalla épica!