Continúa la manipulación mediática en Rivas en contra de los carriles bici

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina, y los partidos políticos de la oposición utilizan cualquier artimaña para intentar alzarse con el poder. Esa es la realidad de las protestas en contra de los carriles bici de Rivas Vaciamadrid.

Como bien nos cuentan muchos ripenses, la oposición al gobierno actual de Rivas Vaciamadrid, ha encontrado la fórmula perfecta con los nuevos carriles bici de cara a las próximas elecciones municipales del mes de Mayo.

Cuando no es Telemadrid con su propaganda política, es OK Diario, que no hace falta calificarlo, y si no, directamente VOX o las juventudes del Partido Popular quienes alientan a los ciudadanos de Rivas a tomar las calles para protestar por los carriles bici creados.

En un principio, el lema era «No a los carriles bici«. Más adelante, y para no levantar demasiadas sospechas, el lema cambió a «No a estos carriles bici«.

Pero la piedra ya estaba lanzada y ya se sabe que ocurre con la muchedumbre cuando alquilen enciende la cerrilla y la tira a la paja. El fuego ya no hay quien lo apague.

Ahora, ya, sin cortarse ni un pelo, el lema es «¡Alcaldesa dimisión!«.

La manipulación de los ripenses en las redes sociales y la televisión es diaria, y no en contra de los carriles bici, sino no en contra del Ayuntamiento o la alcaldesa

Cierto es que hay muchos ripenses que se han visto «perjudicados» por los carriles bici, aunque su única molestia, es que ahora tienen que salir media hora antes de casa, ya que antes el atasco diario era de media ahora, y ahora dura 45 minutos.

Porque en Rivas, con o sin carriles bici, siempre han existido atascos a primera y última hora del día, coincidiendo con la entrada y salida de muchas personas de sus trabajos, la mayoría fuera del municipio madrileño.

Y es por eso, que los carriles bici son necesarios, no precisamente o únicamente para que los ciclistas circulen algo más seguros, sino para que los ciudadanos de Rivas Vaciamadrid se vayan acostumbrando al futuro muy cercano que se nos viene encima.

Como ya contamos en este artículo, la sociedad, en este caso de la de Rivas, no está acostumbrada ni preparada a vivir sin coche. Y pese a que no se lo han quitado, cuando les reduces su espacio, que es lo único que ha ocurrido en Rivas, entran en cólera.

Es lo más normal del mundo, pero no es lo más lógico, ni mucho menos lo mejor para ellos y los que residen o visitan la ciudad.

Los lemas en contra de los carriles bici de Rivas Vaciamadrid han ido mutando según la necesidad de atacar al Ayuntamiento

Muchas de las calles donde se han instalado los carriles bici, eran auténticas autopistas urbanas, y pese a rotondas y badenes continuos, de los que ya se quejaron también en su día, os coches circulan a velocidades muy superiores a las permitidas.

Todo esta crispación de un porcentaje muy reducido de ripenses, pues de cerca de 100.000 habitantes solo se manifiestan poco más de un 1%, ha sido utilizada por la oposición política.

Utilizan cualquier excusa para echar pestes contra los carriles bici, cada una de ellas falsa que la anterior, y los medios mencionados anteriormente las reproducen y exageran aún más, con el único fin político.

Basta escuchar los lemas que gritan en las manifestaciones en contra de los carriles bici, chorradas como «¡Alcaldesa dimisión!» o «El día 28 de Mayo los ripenses tenemos un mensaje para IU y PSOE«.

Izquierda o Derecha. Tristemente a eso se reducen las protestas por los nuevos carriles bici de Rivas Vaciamadrid

Nada se puede hacer contra la masa enfurecida.

Ellos quieren poder campar a sus anchas con sus coches por toda la ciudad, haciendo las calles suyas pese a que no les pertenezcan, y los políticos aprovechan la ocasión, como de costumbre, para arremeter contra los contrarios.

Dejando a un lado la política, que triste, el día que de verdad no puedan utilizar el coche, ¿qué será de todas esas personas, familias y empresas?.

Claro, que como también dice alguno, mientras que llegue ese día, «yo seguiré utilizando el coche a diario para lo que me venga en gana y tú no eres nadie para decirme cuando o no puedo utilizarlo, porque lo he pagado con mi dinero al igual que las carreteras«. Triste sociedad…

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: