Contador en el Tour “Mañana veremos cómo están las fuerzas de cada uno”

31

contador

El líder del Tinkof-Saxo terminó hoy en Mulhouse calificando la etapa como “muy exigente, de muchísimos watios medios, con una media de 40 km/h de media y 3.000 metros de desnivel. Nos ha llovido a ratos y ha sido, en definitiva, un día de un gran desgaste”, afirmó.

Contador comentó que Astana “ha demostrado el equipazo que tiene y ahora hay que recuperar y esperar a ver qué sucede mañana. El que Nibali haya cedido el maillot no es nada del otro mundo. Para mantener el amarillo había que hacer mucho desgaste y han decidido pasarlo a otro”.

En cuanto a lo que sucederá mañana, en el primer final de verdadera montaña en este Tour, Alberto dijo que todo dependerá “de cómo estén las fuerzas y cómo recupero hoy, que ha sido un día realmente duro. Hoy he visto a otros corredores que están muy bien y todo será en función de cómo vayan las piernas”.

Sobre Nibali comentó que es un corredor “agresivo que tan pronto corre a la defensiva como puede probar a atacar”, pero repitió que no sólo tendrá que vigilarlo a él sino a otros que también van “muy atentos, como Valverde o Porte. Mañana veremos un poco más cómo están las fuerzas de cada uno y espero estar bien. Tendré que intentar sacar diferencias porque los corredores que están por delante de mí están fortísimos y aunque parece que queda mucho terreno, al final se puede quedar corto”.

Vídeo subjetivo de la octava etapa donde el  Tinkoff-Saxo y Alberto Contador midieron fuerzas de sus rivales directos.