Condenado por fraude en España un ganador del Tour de Francia

Stephen Roche fue acusado en varias ocasiones de dopaje durante su último año como ciclista profesional, pero nunca fue condenado.

444
Condenado-por-fraude-en-Espana-un-ganador-del-Tour-de-Francia-stepeh-roche
Stephen Roche en una charla de Google Talks donde habló sobre su pasado como ciclista profesional y ganador del Tour de Francia de 1987.

Stephen Roche ha sido condenado por la justicia española, tras ser declarado culpable de haber utilizado el dinero de la empresa de vacaciones ciclistas en Mallorca que gestionaba para su uso personal.

Shamrock Events, la empresa que el irlandés, vencedor del Tour de Francia de 1987, gestionaba en la isla de Mallorca, se dedicaba a vender vacaciones ciclistas a turistas extranjeros.

Su empresa arrastraba diversas deudas, pero no por la falta de clientes.

Stephen Roche ha sido condenado a devolver más de 700.000 € y a 7 años de inhabilitación

Margarita Isabel Poveda, la jueza que ha llevado el caso, ha llegado a la conclusión de que Roche era perfectamente consciente de la deudas que arrastraba su empresa.

El irlandés se dedicaba a traer a turistas a la isla de Mallorca, donde les gestionaba sus vacaciones ciclistas.

Pero el problema no era la estafa a los ciclistas, si no a los diferentes proveedores de Shamrock Events.

Según la investigación del caso, el vencedor del Tour y del Giro de Italia del 87, arrastraba diferentes deudas con sus acreedores.

Además de no pagar a estos, utilizaba las cuentas de la empresa de forma personal, y no precisamente para pagar la comida o el alquiler.

Campos de Gold, hoteles y tiendas de lujo y viajes entre los gastos de Roche

Stephen Roche parece que llevaba una vida de lujo mientras dejaba de pagar las facturas que le llegaban mes a mes.

Entre los gastos del ex-ciclista profesional se encontraban campos de golf, tiendas de Loewe o hoteles en Suiza.

También arrastraba deudas con hacienda en España.

Roche abandonó la isla de Mallorca en 2017 y Shamrock Events siguió funcionando hasta 2019, momento en el que finalmente fue a la quiebra.

Ahora la justicia española ha condenado a Stephen Roche a pagar un total de 733.866€ y a no poder gestionar ninguna empresa en España en los próximos siete años.