Con 126 antecedentes, roba 1.200€ en material ciclista y queda en libertad

116
Con-126-antecedentes-roba-1.200E-en-material-ciclista-y-queda-en-libertad-tienda-bicicletas-concept-store-giant
La tienda de bicicletas Giant Store Rutland donde el ladrón se llevó al descuido diferente material ciclista hasta en tres ocasiones. - Google Maps

Si creías que lo habías visto todo en cuanto a robos de bicicletas y material ciclista, atento a la historia de este ladrón con más de 120 antecedentes.

El robo ocurrió en un Concep Store de la marca de bicicletas Giant, y los empleados no se dieron cuenta del mismo hasta el momento de cerrar la tienda.

El importe total del material robado superaba los 1.000 euros, pero el robo se cometió en varias fases.

Durante la jornada, un cliente entró varia veces en el comercio

Según dejó saber el diario Leicestermercury, el robo perpetrado en la tienda de bicicletas Giant Store Rutland, en el Reino Unido, se cometió a plena luz y sin que ninguno de los empleados se diese cuenta.

Tras echar el cierre, hacer recuento, y organizar las estanterías, echaron en falta algunos productos que no se habían vendido durante la jornada.

En concreto se trataba de pedales y luces para bicicletas.

Tras revisar las imágenes de las cámaras de seguridad, se dieron cuenta de que el cliente que había entrado en tres ocasiones aquel día en la tienda, era el ladrón.

Un policía reconoció al ladrón en los vídeos de seguridad

Tras el visionado por parte de la policía, se procedió a la detención del ladrón.

Este, de 42 años de edad, ya era un conocido de los mismos, y es que contaba con hasta 126 antecedentes, la mayoría por robos.

Lo más gracioso de todo, si es que tiene gracia el tema, es que en el juicio por el robo en el Copcept Store de Giant, declaró que «tomó prestados» los productos ciclista para poder pagar el regalo e cumpleaños de su hijo.

No sabemos si el juez sintió pena o es que allí las cárceles están a rebosar.

La condena quedó en 14 semanas y el pago a la tienda de 950 euros (800 libras).

Lo cierto es que el ladrón quedó en libertad, con la advertencia de que esta era la «última oportunidad». La próxima vez iría a la cárcel.