Como un simple mensaje en Twitter de prendas HV se vuelve en tú contra

170
Como-un-simple-mensaje-en-Twitter-de-prendas-HV-alta-visibilidad-reflectantes-se-vuelve-en-tu-contra
Algunas de las prendas ciclistas de Proviz en su página web.

En España, llevar prendas reflectantes cuando la visibilidad es reducida (puesta y salida del sol, niebla, lluvia, etc) o durante la noche, es obligatorio para los ciclistas.

A su vez, también deberemos llevar las debidas luces blancas delanteras y rojas traseras. Puedes ver algunos ejemplos aquí.

Dicho esto, hay estudios que demuestran que los conductores no ven a los ciclistas en la carretera.

Cuanto más visibles seamos para el resto de usuarios de la vía mejor

El estudio en cuestión demostró que tres de cada cuatro conductores no se percata de la presencia de ciclistas en la carretera, pero no precisamente por la noche, sino a plena luz del día.

Las luces traseras rojas parpadeantes cada vez son más comunes en todos los ciclistas de carretera a cualquier hora del día. Se ven a mucha más distancia incluso si vamos completamente vestidos de amarillo o naranja.

Aunque suene a chiste, suele ser más percibido llevar reflectantes en los pedales, calcetines, zapatillas o parte baja del culotte, ya que al estar en movimiento al pedalear llaman más la atención que el resto del cuerpo «estático».

«Rellena el hueco en blanco: Montar en bicicleta de negro en la oscuridad es _________»

Porviz Sport

Este fue el mensaje que compartió la marca deportiva Proviz tanto en Facebook como en Twitter y no pareció gustar a muchos de sus seguidores.

Proviz tiene una amplia gama de prendas ciclistas de colores de alta visibilidad y reflectantes.

Según las críticas, muchos ciclistas afirmaban que vestían como querían, normalmente de negro, ya que llevan sus potentes luces encendidas.

«Si tengo un coche negro no puedo salir a la carretera aunque tenga las luces encendidas»

Así rezaba uno de los comentarios. Otros afirmaban que hay un estudio que desveló que tras el uso masivo de prendas reflectantes en motoristas, los conductores se acostumbraron a ellas y ya no los veían como algo diferente en la carretera, sino común.

Tras las múltiples críticas, a Proviz no le quedó más remedio que eliminar las publicaciones y pedir disculpas públicas por un aparente inofensivo mensaje que solo trataba de concienciar a los ciclistas para hacerse más visibles en la carretera.