Pulsa «Intro» para saltar al contenido

¿Cómo alargar la vida de tu cadena, platos y piñones de la bicicleta?

Un trapo y algo de paciencia es lo único que hace falta para limpiar la transmisión de una bicicleta, aunque existen métodos más eficaces.

Junto con las cubiertas y las pastillas de freno, la transmisión de la bicicleta compuesta de cadena, platos y piñones, suelen ser los que más se desgastan con el uso normal de una bicicleta.

Mientras que las pastillas de freno y las cubiertas son como cualquier otro componente ciclista carísimas, su precio es bastante más bajo que el de las transmisiones.

Tener que cambiar la cadena y darse cuenta de que también tenemos que cambiar un plato o los piñones, duele bastante más al bolsillo que poner un disco nuevo o unos puños.

Para alargar la vida útil de la transmisión de la bicicleta, hay trucos bastante sencillos y que no cuesta prácticamente nada seguir.

¿Qué hacer para que los cambios de la bicicleta duren durante más tiempo sin tener que cambiar cadena, piñones o platos?

La máxima para alargar la vida útil de una transmisión de una bicicleta, consiste en mantenerla limpia y engrasada cuando la utilicemos.

Debemos de saber que son piezas mecánicas metálicas, algunas de aluminio y otras de otros materiales algo más resistentes como el acero o el titanio.

La fricción entre piñones y platos con la cadena, va desgastando los componentes a poco a poco a cada pedalada.

Si la cadena no está lubricada adecuadamente, lo que haremos es que estos componentes metálicos se desgasten mucho antes.

De poco sirve tener una cadena bien engrasada si la tenemos llena de polvo, arena u suciedad en general

Junto con el engrase adecuado, es decir, sin pasarnos y sin quedarnos cortos, mantener toda la transmisión limpia alargara la vida de la misma.

En realidad, no hace falta más que un trapo y paciencia para hacerlo, así se ha hecho desde antaño.

Pero como seguramente conozcas, existen en el mercado productos desengrasantes de todo tipo específicos para bicicletas.

La cuestión no es el como, sino limpiar adecuadamente cadena, platos, piñones y ruedecillas del cambio, y volver a lubricar con un aceite específico para cadenas de bicicleta.

Si quieres hacer una limpieza más a fondo, puedes seguir por ejemplo estos pasos que indica un fabricante especializado en limpieza de la bicicleta como Muc-Off.