Casco no obligatorio: Las acciones desmedidas de la policía hacen que los cascos ciclistas no sean obligatorio en Seattle

La nueva ley que permitirá ir en bicicleta sin casco entrará en vigor el próximo mes de marzo.

249
Casco-no-obligatorio-Las-acciones-desmedidas-de-la-policia-hacen-que-los-cascos-ciclistas-no-sean-obligatorio-en-Seattle
Con el tiempo, en muchas grandes ciudades se ha llegado a la conclusión de que el uso del casco obligatorio tiene más contras que pros.

Al igual que ocurriese en Australia y otros lugares del mundo, el casco obligatorio para los ciclistas desaparecerá de las leyes y normas de la ciudad de Seattle.

Pese a que es altamente recomendable y siempre deberíamos llevarlo puesto, en grandes sociedades, el casco al montar en bicicleta obligatorio ha traído más problemas que beneficios.

El casco salva vidas, no cabe duda, y también lesiones de gravedad, pero también excluye a muchas personas y hace que el uso de la bicicleta disminuya considerablemente.

Los agentes de policía persiguen a personas sin hogar o de color ya que suelen ir sin casco

Todo el condado de King, en Estados Unidos, volverá a la norma anterior en la que recomienda el uso del casco pero no prohibir circular en bicicleta sin él.

Por votación de la Junta de Salud y con un solo voto en contra, la nueva ley entrara en vigor el próximo mes de marzo.

Entre los problemas detectados en los últimos años se encuentran las acciones desmedidas de la Policía.

Con la excusa de los ciclistas sin casco, se han producido infinidad de detenciones y multas a personas de color o sin hogar.

Los agentes parecen haberse «cebado» con estas personas, lo que ha hecho que las autoridades miren los pros y los contras de hacer el casco obligatorio para ciclistas.

Otro de los motivos es el incentivar a más personas a utilizar la bicicleta como medio de transporte.

En otras ciudades del mundo, al obligar a llevar casco en los desplazamientos urbanos, el uso de la bicicleta disminuyo radicalmente y de inmediato tras la aprobación de la ley.

Otros estudios afirman que el llevar casco nos hace tomar más riesgos de los necesarios, incrementando así los accidentes.