Carriles bici de Madrid utilizados como aparcamiento. La Policía Municipal no suele hacer nada al respecto

Hacer la vista gorda ante las continuas irregularidades de los conductores de la capital, esa parece ser norma general.

281
Carriles bici de Madrid utilizados como aparcamiento. La Policía Municipal no suele hacer nada al respecto
Cuando a diario los conductores invaden y aparcan sus vehículos en los carriles bici de la capital, qué menos que poner las correspondientes multas. Pero Madrid es una ciudad sin ley ni orden.

Madrid ciudad sin ley ni orden, y cada día que pasa más ocupada por los coches privados o de alquiler.

Moverse por la jungla de cemento y asfalto de la capital es sin duda alguna una tarea complicada para muchos, y más cuando los contados carriles bici están mal diseñados, y los que no, son utilizados para otros menesteres muy diferentes que los desplazamientos en bicicleta.

Y lo peor no son solo los conductores irrespetuosos, incluidos algunos profesionales del volante, sino que cuando estos se saltan las normas de circulación sistemáticamente y no respetan al resto de usuarios, nadie hace nada al respecto.

¿Por qué se permite que un carril bici esté a diario ocupado por coches aparcados o circulando?

Nadie respeta nada y nadie hace nada para poner límite y en su sitio a los irrespetuosos.

No son casos aislados ni que ocurren «alguna vez», sino sistemáticos. Y las multas brillan por su ausencia.

Los vemos con nuestros propios ojos y en fotografías y vídeos a diario en las redes sociales.

Si un carril bici es ocupado por coches, ya sean de padres esperando en la misma puerta del colegio a sus hijos, de repartidores, de taxistas y de personas que utilizan la típica frase de «es un momento«, ¿Por qué la Policía Municipal de Madrid no hace nada?.

La primera respuesta, sin indagar mucho, es o bien por que se les ha dado orden desde arriba de dejar el grifo abierto mientras nadie se queje demasiado, o bien por que están tan saturados que no tienen tiempo para chorradas de los ciclistas.

Otra cosa no se nos ocurre para que situaciones como esta que puedes ver en el siguiente vídeo ocurran a diario en la capital de España:

Puede parecer una cosa de poca importancia para muchos, pero es solo un pequeño ejemplo de lo que ocurre con tanto coche y conductor que nunca debió haber obtenido el carnet de conducir en una gran ciudad como Madrid.

Y ya no solo es invadir un carril de uso exclusivo para bicicletas con sus coches. También aparcan en aceras, vados, pasos de cebra, en línea continua amarilla, etc y no se hace nada al respecto.

En muchas otras grandes ciudades europeas (no en todas), la mínima infracción, incluso pasar un semáforo en ámbar, es perseguido, y es por ello que allí se respetan las normas, todas, por la gran mayoría de conductores.

Siempre hay algún salvaje, pero es si que son casos aislados.

En Madrid, los casos aislados ocurren en cada calle, a cada segundo.

Todo parece ir a peor en Madrid, y pese a las promesas de carriles bici, si luego terminan invadidos por los coches, en vez de avanzar, vamos hacía atrás.