¿Cada cuánto tiempo hay que revisar los tornillos de las bicicletas?

Pocos ciclistas se suelen preocupar de revisar los tornillos de sus bicicletas de vez en cuando o antes de cada salida.

110
¿Cada cuánto tiempo hay que revisar los tornillos de las bicicletas?
Uno de los trucos para evitar que los tornillos de la bicicleta se aflojen con facilidad, es utilizar fijador especial de tornillos. Aún así, es recomendable revisar la tornillería de vez en cuando.

Muchos se habla sobre lo que debemos o no de hacer antes de montar en bicicleta, sobre todo respecto a tener la bici a punto para evitar sorpresas y cada tornillo en su sitio.

Pero salvo excepciones, la gran mayoría de ciclistas rara vez revisamos antes de cada salida que los tornillos estén en su sitio y bien apretados.

Ojo, que cuando se dice bien apretados no quiere decir apretados hasta más no poder.

Para los más nuevos en esto del ciclismo, hay que saber que cada tornillo de la bicicleta tiene un par de apriete, es decir, no podemos apretarlo de más (ni de menos, pero de esto poco se peca).

Si nos pasamos apretando un tornillo, corremos el riesgo de dañar la pieza, en la mayoría de los casos el cuadro de la bicicleta

Conocer el par de apriete de cada tornillo y tener una llave dinamométrica (que aprieta hasta donde le indiquemos), sería lo ideal.

Pero hay que ser realistas, la mayoría de ciclistas, y más los nuevos, no utilizan este tipo de llaves con las que medir la fuerza de apriete.

Y también es rara la vez que se preocupan por revisar la tornillería.

Los puntos clave a revisar la tornillería de una bicicleta suelen ser potencia, manillar y ruedas

Con una simple multiherramienta podemos revisar prácticamente todos los tornillos de la bicicleta en meno de dos minutos.

Los principales, por razones obvias de seguridad, son potencia, manillar y ruedas.

En las ruedas se incluyen las de cierre rápido y las de eje pasante.

Aunque estas tienen sistemas de seguridad que suelen evitar que la rueda se salga aunque el tornillo o cierre se afloje, no está de más revisar que todo está en su sitio de vez en cuando.

Con las vibraciones del terreno, tanto en ciudad, carretera como en montaña, los tornillos se pueden ir aflojando muy poco a poco.

No hay que volverse loco antes de cada salida revisando todos los tornillos, pero sí no olvidarnos de hacerlo de vez en cuando

Esto quiere decir, que en unas cuantas salidas, algún tornillo podría no estar en su sitio.

Uno de los trucos que los mecánicos y fabricantes utilizan, es colocar liquido sellante o fijador de tornillos en la parte de la punta de estos.

Estos productos son ideales, sobre todo cuando algún tornillo se afloja con cierta frecuencia.

Normalmente esto evita que se aflojen, aunque no siempre se cumple.

Revisar de vez en cuando los tornillos de nuestra bicicleta es más que conveniente, y recordar de no pasarnos en los aprietes de los mismos, es igual de importante.