Biniam Girmay: «Ser un favorito, me levanta la moral, pero…»

Biniam Girmay tiene una oportunidad de oro, nunca mejor dicho, de proclamarse campeón del mundo de ciclismo 2022 en Australia.

230
Biniam Girmay:
Un sonriente Biniam Girmay a su llegada a Wollongong, Australia, sede de los Campeonatos del Mundo de ciclismo en bicicleta de carretera 2022.

El joven ciclista Eritreo Biniam Girmay, se ha convertido por méritos propios en poco tiempo, en un serio aspirante a ganar cualquier competición ciclista profesional, incluido el Mundial de Australia.

Tras su victoria en Flanders y la décima etapa del Giro de Italia, todos los ojos se han dirigido hacía Birmay, sobre todo cuando el desenlace de la carrera se espera que llegue al esprín.

Pero el eritreo del Intermarche Wanty, no solo ha conseguido estos dos grandes resultados en 2022, su temporada, sobre todo en este final de año, está siendo meteórica.

Birmay viene de hacer segundo en Valonia tras Mathieu van der Poel y tercero en Canadá

Biniam Girmay está en plena forma, de eso no cabe duda.

Tras no participar en el Tour de Francia 2022, el ciclista del Intermarché ha preparado a conciencia este final de temporada con una prueba en mente, el Mundial de Australia.

Junto a nombres como el mencionado Mathieu van der Poel, Wout van Aert, Remco Evenepoel, Tadej Pocagar y compañía, también aparece el suyo.

Esto, según el propio Girmay, tiene una cosa buena y otra mala.

La buena, que le sube la moral sabiendo que tienen serias posibilidades de optar a las medallas en Australia.

Biniam Girmay tiene una oportunidad de proclamarse campeón del mundo 2022

La mala, que sus rivales no le van a quitar el ojo de encima, y será difícil sorprender.

Aunque si la carrera se decide al esprín y el eritreo aguanta el ritmo de los más fuertes, posiblemente no haya ciclista más rápido en la recta de meta de Wollongong.

Así ve su situación Biniam Girmay de cara al Mundial de ciclismo que se disputa esta madrugada en Australia:

«Estoy mejorando cada vez más y ahora mi forma está bien. Ya veremos el domingo.

Estoy listo y mis compañeros de equipo también. Tenemos muchas ganas de que llegue la carrera.

Ser considerado como un rival o favorito me levanta la moral, pero hay dos aspectos.

Después de mis resultados de este año, también sé que no tendré mucho espacio.

Si me muevo, todos los ojos estarán puestos en mi también. Pero eso también está bien