Bicicletas modulares: Roetz Life, la última ebike que necesitarás comprar en tu vida

Lo último en bicicleta eléctricas son las ebikes modulares, capaces no solo de poder ser reparadas de forma sencilla y barata, sino también de transformarse en bicis de carga y acoplar multitud de accesorios.

Otra de sus ventajas, es que gracias a que sus piezas son todas desarmables, incluido el cuadro por tubos, podemos remplazar esa parte que sufre más desgaste que el resto o se daña por cualquier motivo.

En las bicicletas normales, salvo casos especiales, si un tubo del cuadro sufre un daño, sería el final de este.

Y hoy en día, y cada vez menos, tener productos que duren «toda una vida» o más que la media, es muy difícil.

Roetz Bikes es un fabricante de bicicletas holandés con sede en Ámsterdam, quien en su último modelo de bicicleta eléctrica, denominada Roetz Life, nos presenta una bici de pedaleo asistido modular.

¿Qué quiere decir que una bicicleta es modular?

Básicamente, se trata de bicicletas, tanto eléctricas como normales, que cuentan con la particularidad de que todas sus piezas son reemplazables, y que su cuadro, cuenta con uno o varios tubos que también se pueden cambiar y reparar sin necesidad de comprar uno entero nuevo.

La bicicleta eléctrica Roetz Life ya se encuentra disponible para pedir por un precio de 3.750 euros, y el plazo de entrega está previsto para finales de febrero de 2023.

Entre sus características, cuenta con transmisión por correa y un cambio automático de 7 velocidades, unido a un motor de fabricación propio de 250W de potencia, al que se le puede acoplar una batería de 500 Wh o una de mayor autonomía de 840 Wh.

El cuadro, que como podemos ver en las imágenes es modular con diferentes uniones de los tubos mediante tornillos o pasadores, está fabricado en acero.

Cuenta con luces LED delante y atrás, guardabarros, un práctico transportan trasero, y doble freno de disco hidráulico.

Bicicletas eléctricas modulares que se convierten en bicicletas de carga

Aunque la Roetz Life ya se encuentra en producción, pronto tendrá sus primeros «hijitos».

Y es el que fabricante holandés, como podemos ver en esta imagen, está diseñando diversos módulos que podrán ser acoplados a la Roetz Life para transformarla en una auténtica bicicleta de carga eléctrica.

Tanto alargando la parte delantera de la bici como la trasera, una sencilla ebike urbana se convierte en una e-cargo bike capaz de transportar todo lo que imaginemos.

La Roetz Life, como otra bicis de la marca, también podrá ser adquirida a modo de renting o alquiler por un precio que se paga mensual.

Una gran idea esta bici eléctrica modular, tanto para alargar la vida de nuestra bici lo máximo posible como para adaptarla a todas las necesidades y situaciones que se nos presenten.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: