Atropellar a un ciclista en España sale gratis

Se proponen muchas soluciones, por que las hay, pero al final todo queda en humo, agua pasada, en más de lo mismo...

147
Atropellar a un ciclista en España sale gratis
Los ciclistas no estamos seguros ni tan si quiera en los carriles bici. En la carretera sobran muchos coches y sobre todo muchos conductores.

España, ciudad sin ley, con miles de políticos calentando la silla y agentes del orden a los que les da igual todo mientras cobren a final de mes.

Así es la realidad, y si lo aplicamos a la carretera, la normas de circulación y los ciclistas, es un auténtico sálvese quien pueda.

¿Dónde está eso de «las ciudades con 0 víctimas de atropellos» por parte de motos, coches, camiones y autobuses.

Y me rio yo de la DGT que apuesta por nuestra seguridad en carretera.

Ser positivo está de moda, pero eso no sirve de nada cuando un coche te pasa por encima

Si publicásemos todos los atropellos a ciclistas que ocurren cada día en España, esto sería un diario de siniestros cada día.

En lo que llevamos de semana se cuentan por decenas los atropellos a ciclistas, algunos con resultado de muerte, otros conductores borrachos y drogados, y otros que se dan a la fuga y no reciben ni si quiera una multa económica.

Esa es la triste realidad, unas carreteras llenas de psicópatas al volante, despistados y personas que no saben ni donde tienen la mano derecha.

Ya se ha dicho más de una vez, un despiste le puede ocurrir a cualquiera (aunque no debería ser así al volante), pero ir bajo los efectos de cualquier sustancia, saltarse un semáforo, ir a más velocidad de la permitida, atropellar intencionadamente o huir del lugar, no tienen excusas.

¿Cuál es la solución si políticos, DGT, agentes del orden y jueces no pueden solucionar el problema en nuestras carreteras?

Los agentes del orden, sobre todo en las ciudades, no tienen tiempo ni ganas de controlar «esas pequeñas cosas» que en muchos de los casos terminan en tragedia, incluidas las infracciones de peatones, ciclistas y patinetes eléctricos.

Cuando sí lo hacen, llega el juez de turno y deja en libertad y sin carnet de tres o seis meses al susodicho, y vuelta a las andadas.

Si ni tan si quiera la ley funciona, cometer este tipo de «delitos», como vemos, sale gratis.

Hay decenas de ejemplos esta misma semana:

Salir a montar en bicicleta por la carretera o desplazarte con ella por la ciudad, es una lotería hoy en día.

Ni si quiera la mayoría de profesionales del volante respeta a los ciclistas:

Además, si te toca, no te van a dar ni una palmada en la espalda, seguramente te dejen tirado en una cuneta malherido y aquí no ha pasado nada.

Los atropellos ocurren hasta en los carriles bici, una locura.

Esa es la realidad en este país.

Y sí, en otros es infinitamente peor, pero aquí hay medidas para solucionarlo y no se hace prácticamente nada.

Mucho ánimo a aquellos que han perdido a algún ser querido o que han tenido que sufrir el acoso y derribo de algún conductor imprudente.