Alonso y Euskaltel. Corto romance de verano

25

alonso-euskaltel

Durante la Vuelta a España saltó la gran noticia, el Euskaltel se salvaría de mano del piloto de Fórmula 1 español Fernando Alonso. Todo eran sonrisas, las negociaciones habían empezado para adquirir la licencia ProTour y crear un equipo con los corredores que todavía tuviesen contrato. Desde un principio se sabía, los rumores que más se repetían así lo confirmaban, que el equipo pasaría a ser asturiano y que la cúpula directiva también iba a cambiar. Pero al final todo se ha ido al garete, las negociaciones se han roto, no sabemos exactamente quien es el que no ha dado su brazo a torcer, la verdad es que poco importa.

Están filtrándose algunos de los motivos por los que no se ha llegado a buen puerto, casi todos apuntan a que la escuadra ciclista ha puesto demasiadas condiciones que no eran compatibles con el proyecto que tenía Alonso en la cabeza. Se habla que las trabas más importantes son el cambio de sede del equipo, de País Vasco a Asturias, el tener que quedarse con la estructura completa del equipo y no sólo con los corredores, asumir los contratos que tienen todavía pendientes y la negativa a pasar por una auditoría para ver como está realmente el equipo.

La verdad es que visto desde fuera da la sensación de que el que ha roto con todo ha sido el equipo vasco, aunque ha mandado un comunicado diciendo que ellos no se han opuesto a nada, y pienso esto porque los motivos por los que parece que se ha roto el acuerdo estaban más o menos claros desde el principio.

Fernando Alonso lleva unos cuantos años intentando montar un equipo ciclista, desde la época en la que Contador se quedó sin equipo, en el momento que el Euskaltel anuncia que no puede seguir porque no puede asumir todo el coste de mantener el equipo sin el dinero que ponía el gobierno autonómico vasco Alonso ve la oportunidad de cumplir su objetivo. Pero lo que se dijo en el momento que se calmaron un poco las aguas después de saberse la noticia es que lo que quería era la licencia UCI ProTour para montar su propia estructura con gente de su confianza, no adquirir el equipo entero.

Si el piloto se embarca en esta aventura seguro que es porque ya tendrá sus patrocinadores y sus proveedores y no podrá asumir lo que ya había. Siempre se habló de empezar un proyecto en Asturias con ciclistas de primer nivel tanto españoles como extranjeros, y en ese proyecto sólo cabían los ciclistas con contrato vigente, los demás auxiliares, técnicos, directivos, etc no tenían cabida en el nuevo organigrama del equipo, y parece ser que ese ha sido el punto de inflexión para romper el acuerdo según se ha visto en distintas publicaciones. Yo no creo que sólo haya sido por eso, seguro que hay unos cuantos detalles más que no se conocen y que han dado al traste con una operación que ya parecía hecha.

De todas maneras, si de verdad se ha roto el acuerdo por los motivos que se han expuesto y yo fuese ciclista de esa escuadra estaría muy cabreado, de poder tener un futuro próximo más o menos seguro a no tener nada por la cabezonería de algún directivo es para cabrearse.

Pero Alonso ha dejado un pequeño rayo de esperanza, sigue intentando crear un equipo y ha asegurado que en 2015 lo va a volver a intentar, aunque tenga que empezar de cero. Esta noticia es más importante de lo que parece, es un soplo de aire nuevo para el ciclismo, el piloto asturiano tiene un gran peso internacional, es capaz de generar dinero y eso las empresas lo saben, que una persona con ese perfil se interese en el ciclismo puede generar una inyección de nuevos patrocinadores, la credibilidad que ha ido perdiendo el ciclismo se ve suplida por la que tiene Fernando Alonso para los inversores. Ojo, tampoco creo que sea el fin a todos los problemas del ciclismo, pero es un primer paso, imaginemos que la acción de Fernando le genere unos beneficios más o menos importantes, eso puede crear un efecto llamada muy importante. Los pilotos de Fórmula 1 suelen montar empresas o invertir dinero en sus aficiones (bodegas, bares, hoteles….) y de sobra es sabido por los seguidores al mundo del motor la gran afición por los pedales que hay entre algunos pilotos ( a la cabeza me vienen los nombres de Webber y Button), ¿por qué no lo pueden intentar ellos?. Y eso centrándonos en el mundo del que viene Alonso, si ampliamos miras puede que haya más gente que tenga su equipo de ciclismo por afición.

Pero esto son divagaciones mías, sólo espero que el proyecto de Alonso vea la luz algún día por el beneficio del ciclismo de nuestro país y que todos los integrantes de la ya extinta escuadra vasca encuentren su sitio en otros equipos.