Almeida comienza a desmantelar los carriles bici creados por Carmena

72
Almeida comienza a desmantelar los carriles bici creados por Carmena

El Ayuntamiento de Madrid con Don José Luis Martínez-Almeida a la cabeza, aprobará esta misma semana en pleno y de urgencia, el comienzo de la destrucción de algunos carriles bici segregados (para uso exclusivo de bicicletas) creados en la anterior legislación por el equipo de Manuela Carmena.

Como ya prometió en su programa electoral junto a Ciudadanos (puedes ver la noticia aquí), el Partido Popular de la capital española, comienza su fuerte apuesta por el uso de la bicicleta y en detrimento de los contaminantes coches, eliminando carriles bici ya creados que han costado bastante dinero y esfuerzo conseguirlos.

Ciclobrava 2020

Sí, en pleno año 2020, con media ciudad muriendo lentamente por la contaminación, Almeida apuesta por que tengamos más coches en las carreteras madrileñas, y si siguen existiendo atascos, pretende eliminar todos aquellos carriles bici que molesten a los coches.

Así en nuestras palabras suena un poco «fuerte», pero al fin y al cabo es lo que se deduce de sus dulces y bien sonantes declaraciones que adormecen a las bestias.

Y si no lo has entendido, hay mil maneras de explicarlo

Pongamos que si hay 20 millones de euros dedicados para fomentar el uso de la bicicleta y el transporte sostenible procedentes del presupuesto de las Inversiones Financieras Sostenibles (IFS), estos se van a dedicar a destruir lo creado en beneficio de los conductores, en vez de dedicarlos a llenar la ciudad de carriles bici o a crear y mejorar las infraestructuras que ya tenemos.

Sus declaraciones afirman, que al final de su legislatura, en cuatro años, existirán más vías ciclistas, que no carriles bici, ni carriles bici segregados. Qué quiere decir esto, te lo explico también.

El primer carril bici segregado que se va a eliminar, con la excusa de que no se utiliza y que provoca muchos atascos, es el que va desde la glorieta de Francisco Fernández Ordóñez hasta la de Mar de Cristal, en sentido M30.

Ahora, con una vía para bicicletas y otra para vehículos a motor en el mismo sentido, pasará a tener dos vías para vehículos a motor, con el carril de la derecha con una bicicleta y una señal de máximo 30 km/h pintada sobre la calzada.

Vamos, que los coches seguirán circulando a 70 por hora como antes de que existiera el carril bici, en mayor número, y si vas en bicicleta por el centro del carril como así debes de hacer, ya sabes a lo que te expones.

Después le seguirán los de Moratalaz hasta Retiro, los Bulevares de Sagasta, Alberto Aguilera, Carranza, los carriles bici de la calle Toledo, los de la Gran Vía de Hortaleza y la Avenida de Oporto, etc etc etc.

Y sí, puede que algunos sean peligrosos, otros no se utilicen casi y el resto dejen mucho que desear.

Pero en vez de mejorar lo existente, mejor destruir lo poco ganado al coche en los últimos cuatro años.

Las sanciones por no cumplir la normativa europea de emisiones pende de un hilo y al final como siempre lo pagaremos todos (menos Don Almeida claro).

Los ciudadanos cada vez demandan más infraestructuras para la movilidad sostenible y además poder respirar un aire «algo más limpio» (de esto hablaré otro día), más espacios verdes para uso y disfrute de todos, residentes y turistas, y mejor transporte publico, apto para combinarlo con las dos ruedas a pedales.

Dar más espacio a los coches en los tiempos que corren es un suicidio colectivo.

Países como Alemania subvencionan la compra de bicicletas eléctricas y bicicletas de carga si dejas aparcado tu coche en casa, y ya se venden más de estas últimas que coches eléctricos.

En las grandes ciudades ya no caben más coches. Atascos todos los días, mañana, tarde y noche. La solución no es poner más carreteras.

Deshacer lo creado, gastar el dinero en ello, y en vez de dar ese espacio a quien lo demanda y realmente necesita para poder avanzar, dárselo al vehículo motorizado contaminante.

Pero que vamos a esperar, si Don José Luis Martínez-Almeida prefiere que se queme el Amazonas, que está tan lejos que no importa, para dar el dinero a reconstruir una catedral por que somos europeos.

ABUS Game Changer

¡Dios nos salve!