Algunas ciudades están cerrando carreteras para asegurar el distanciamiento entre ciclistas y peatones

401
Algunas ciudades están cerrando carreteras para asegurar el distanciamiento entre ciclistas y peatones
Vía ciclista en Calgary - Google Maps

Muchas ciudades del mundo están comenzando a sentir los efectos de la pandemia, unas más temprano que otras, pero al final todos caeremos.

Para tratar de controlarla, muchas están tomando sencillas medidas como invitar a sus ciudadanos a que permanezcan en sus casas, sin prohibirlo expresamente como en España o Italia, por poner dos ejemplos.

También cerrando lugares públicos y privados de gran afluencia, como pueden ser bares, restaurantes, centros comerciales, etc.

Ciudades como Nueva York ya anunciaron hace días que las bicicletas, los talleres y las tiendas de bicis se consideraban bienes de primera necesidad, por el simple hecho de ser necesarios para hacer llegar muchas de las mercancías y pedidos online, tanto de comida como de medicinas, además de otros bienes.

Siguiendo un paso más allá, en Canadá, donde el brote por el momento parece estar bajo control, algunas ciudades como Calgary han aconsejado a sus ciudadanos permanecer en sus casas lo máximo posible además de que las empresas faciliten el tele-trabajo.

Pese a ello, las autoridades si han dejado bien claro que no se permite circular por la calle o lugares públicos sin estar al menos a dos metros de otras personas. Y esto si se lo están tomando muy en serio.

Tanto es así que algunas vías ciclistas y aceras de la ciudad no permiten circular o caminar al ser más estrechas de dos metros.

Para solventar este problema, directamente se han cerrado algunas carreteras y se han convertido en aceras para peatones y carriles bici para ciclistas.

Evitar el transporte público también es otra de las recomendaciones, pues es una gran fuente de contagio al aglomerar a personas encerradas y el intercambio continuo de pasajeros durante el día.

Por eso, muchos han optado por utilizar la bicicleta como medio de transporte seguro.

Además de realizar ejercicio, tan necesario cuando se está tanto tiempo encerrado en casa, las ciudadanos se mueven más seguros y rápido en bicicleta que en coche, gracias a las facilidades que dan las autoridades de esta ciudad.

Otras ciudades canadienses están estudiando esta medida, la cual no solo va a servir para controlar la epidemia, sino como piloto futuro para sacar al coche de muchas de sus ciudades y ver como se desenvuelve la ciudadanía, a pie y en bicicleta.