Alambres de espino y árboles cruzados a la altura del pecho. Vídeo de trampas ciclistas que siguen apareciendo

En el vídeo grabado por uno de los ciclistas británicos podemos apreciar uno de los alambres colocados a propósito para hacer daño a los ciclistas y también a los motoristas.

1465
Alambres de espino y árboles cruzados a la altura del pecho. Vídeo de trampas ciclistas que siguen apareciendo
Varias trampas han aparecido en los últimos días coincidiendo con la gran afluencia de senderistas y ciclistas en la montaña. - Lauren Fay @Mediawales

Parece que las trampas para ciclistas se multiplican en distintas zonas del mundo, donde estos días, y debido al confinamiento, muchas más personas están optando por salir a pasear cerca de sus zonas de residencia.

Hace unos días, vimos como un ciclista de montaña había grabado con su cámara de vídeo onboard a dos mujeres colocando ramas cruzadas en un sendero.

Este era uno de los pocos casos donde se ha pillado en el momento a la persona que coloca la trampas, pero no el único.

En esta ocasión nos hacemos eco de varias trampas colocadas en diferentes senderos del Reino Unido, en concreto en Gales y Yorkshire, y en las que un ciclista ha resultado herido al toparse con una de ellas mientras montaba en bicicleta de montaña.

Cables de espino y árboles cruzados

El ciclista, Neil Nunnerle de 47 años de edad, cuenta que lleva más de 30 años montando en bici por el mismo área y nunca se había encontrado trampas similares.

Y es que estas no eran un simple palo o dos piedras puestas en el suelo, como también es muy común ver en el monte, sino un alambre de espino atado de lado a lado del sendero y una rama a la altura de la cara.

Neil se chocó de frente con la trampa, cayendo hacía atrás y golpeando con el casco contra el suelo.

Según comenta, irá a unos 25 km/h con su bicicleta.

Por suerte no resultó gravemente herido para lo que podía haber pasado, pero sufrío varios cortes y magulladuras en las que tuvieron que darle tres puntos, como en su boca.

Este hecho ocurrió en Cardiff, Gales el pasado fin de semana, y tras ser atendido de sus heridas, Neil volvió al lugar de los hechos con la policía, pero las trampas habían desaparecido.

Según los agentes, quien las ha colocado tiene que ser alguien que viva cerca, y que incluso estaría al acecho viendo lo ocurrido.

Pero también se han reportado más casos, en los que varios ciclistas se han encontrado árboles cruzados de lado a lado del camino a la altura del pecho.

En Swansea, otro área distinta de Gales, también se han reportado trampas similares en diferentes senderos.

Más alambres de espino

Ayer mismo se volvieron a denunciar alambres de espino cruzados en varios senderos de Yorkshire.

MOCHILA DE MTB – OFERTA

A comienzos se mes, la policía alertó de que algunas personas «locales», podían estar cabreadas, ya que el confinamiento no permitía moverse de una ciudad a otra, ni tan si quiera en bicicleta, por lo que podrían haberse tomado «la ley» por su mano.

El miedo al contagio ha llevado a algunas personas que viven alejadas de la ciudad realizar actividades delictivas para ahuyentar a visitantes y turistas.

No solo en la montaña, también trampas ciclistas en la carretera

Hace solo un par de semanas, la Guardia Civil detenía a dos personas en La Rioja sorprendidas colocando diferentes trampas en una carretera.

Estas no estaban destinadas solo a los ciclistas, también a los conductores.

En este caso se trataba de grandes clavos de doble punta clavados con una maza directamente sobre el asfalto.

También se encontraron plantas con clavos que dejaban sobre el asfalto para destrozar las ruedas de cualquier vehículo que pasase, incluidas las bicicletas de carretera.

En este vídeo grabado por uno de los ciclistas británicos podemos apreciar uno de los alambres colocados a propósito para hacer daño a los ciclistas y también a los motoristas.

*BEWARE* Walkers / Cyclists / Runners Came across this barbed wire at about 5.30pm this afternoon. Coming down from St Anne’s Church in Southowram to Binns Top Farm in Elland Park Woods. The barbed wire was properly secured into the wall and could do some serious damage if you didn’t see it and especially if you’re on a bike! Just be wary as obviously some not very pleasant people around!

Publiée par Lauren Fay sur Vendredi 22 mai 2020