La importancia de angulación del pie en el ciclismo

538

En el ciclismo como en todo deporte la técnica tiene un punto vital para la mejora del
rendimiento y prevención de lesiones.

La aplicación de la fuerza en el ciclismo juega un papel sumamente importante, no solo
cuando aplicamos tal fuerza sino como la aplicamos y hacia que punto del torque
queremos que vaya dicha fuerza.

No olvidemos que el torque es una fuerza circular, la cual genera fuerzas tangenciales
(contribuyen al movimiento) y radiales (no contribuyen al movimiento) y que de estas
depende la eficiencia mecánica de cada deportista.

Primero debemos de saber que un ciclista puede ser altamente eficaz pero a su vez
muy ineficiente, os pongo un ejemplo, un ciclista puede tener una potencia umbral
funcional de 400w para 70kg lo cual sale un vatiaje relativo de 5,71w/kg (EFICAZ) , este
valor es de ciclistas de muy alto nivel por no decir de profesional ,pero dicho ciclista
puede perder en cada ciclo de pedalada hasta un 30% de esos 400w, estamos
hablando de 120w (INEFICIENTE ).

Dicha perdida puede ser ocasionada por varios factores que van desde una aplicación
de fuerza en fases vamos a llamar inadecuadas, una asimetría en sillín por cadera
inestable, asimetría en aplicación de fuerza (hacer más fuerza con una pierna) y por
una ANGULACIÓN DEL PIE INCORRECTA, para mí el factor más importante en este
contexto.

La angulación del pie tiene un factor vital en la trasmisión de fuerza, en la eficiencia
mecánica y en la prevención de lesiones.

Existen estudios científicos que dicen que el plantarflexión en fase descendente de
la biela , lo que podemos llamar bajar el talón por debajo de la punta del pie en el
momento aplicación de fuerza a las 3 en punto aumenta el gasto metabólico y
aumenta la solicitación de gemelos e isquiotibiales (Cannon 2007).

Dicha caída de talón genera una «frenada» de la fuerza aplicada cuando la biela pasa
entre las 3 y las 6, además de una mayor solicitación de los músculos antes
mencionados por un movimiento de contracción excéntrica no controlada la cual
también genera una inestabilidad pélvica, ya que al “estirar” más los gemelos e
isquiotibiales la pelvis se ve obligada a caer del sillín y con ellos ayuda a perder punto
de apoyo en los isquiones y con este que la palanca para aplicar fuerza sea menor.

También en la gran mayoría de los casos al perder punto de apoyo en sillín esto genera
una mala alineación en la relación fémur, tibia y pie ya que si la cadera deja ser
estable como es lógico todo lo que une entre el pedal y la cadera no podrá ser estable. Un caso que sucede mucho, es cuando vemos a ciclistas que abren la pierna cuando la
biela está en su fase ascendente, esta al volver a iniciar otro ciclo cae la rodilla muy
próxima al cuadro provocando así un mal tracking de rodilla y con ello una perdida
muy elevada de fuerza. Ya que para que las fuerzas lleguen a un buen fin deben de ser
lo más rectilíneas posibles.

La siguiente gráfica que expongo es un caso real de un deportista el cual tiene gran
dificultad en mantener dicha angulación correcta del pie.

Esta gráfica son datos recogidos de un entrenamiento en la plataforma WKO4 , en la
parte inferior vemos los datos recogidos de la potencia y su eficiencia.

En la parte donde aparece Ant+ Balance vemos la suma en porcentaje de la fuerza
total aplicada en toda una fase completa, siendo esta de 53 pierna izquierda / 47
pierna derecha, un poco más a la derecha vemos las siglas Avg GPR R y Avg GPA .
GPR –R/L son la fuerza aplicada en con piernas independientes y vemos que se aplica
147/143w.

GPA-R/L son la fuerza vamos a denominar “frenada” y vemos 71/75w, esto quiere
decir que este deportista pierde un 50% de la potencia que aplica, cuando lo eficiente
diríamos que ronda el 10-15%.

Como mencione anteriormente este deportista tiene grandes dificultades de mantener
la angulación correcta entre 10 y 15º grados que se consideran correctos.

Hasta aquí hemos hablado de la angulación del pie y su relación directa con la
eficiencia mecánica, ahora vamos a explicar la relación directa con el alto índice de
lesión que genera una mala angulación.

Las lesiones son dispares, no existe una regla mágica que diga que este problema
afecta a todos por igual, cada individuo somos distintos y nos afecta de manera
distinta, por ello vamos a nombrar las molestias/lesiones que más aparecen.

La rodilla es un punto donde más suele afectar, siempre que la pelvis este inestable y
el tobillo bloqueado por esta acción la rodilla siempre saldrá perjudicada.

Inflamación en la musculatura posterior(glúteos, isquios, tfl, gemelos ) todos ellos
pueden ser dañados por la gran solicitación y gran grado de extensión demandada en
un acción que casi siempre es involuntaria.

Incluso algún caso en el 1er dedo del pie por la gran relación directa que tiene este
con el tobillo y su extensión.

Ahora que ya hemos visto datos reales y se ha explicado las consecuencias que genera
una mala angulación, ahora detallaremos los varios motivos por los que se puede
ocasionar.

  1. Normalmente y en la mayoría de los casos se producen por falta de fuerza en los
    músculos extensores del pie y tobillo, esta falta de fuerza provoca que el tobillo y
    gemelos se vean incapaces de gestionar la fuerza y con ello se ven “vencidos “ por la
    fuerza extensora de la cadera.
  2. Otro motivo muy dado en el ciclismo es por un patrón de movimiento inadecuado,
    explicado de otra forma, la manera que tenemos cada individuo de generar nuestra
    fuerza o movimiento. Si desde un primer momento de aprendizaje nadie nos explicó cómo realizar ciertos movimientos es difícil que uno mismo sea capaz de corregir.
  3. No muy claro y esto es una percepción propia por casos reales que tengo a diario en
    mi centro, también si existe una falta de fuerza en glúteos el resto de la pierna tiene
    ciertas dificultades en mantener la angulación correcta.
    Si te sientes identificado con esto lo que te puedo asegurar es que ninguna parte
    mecánica de tu bici y métricas van a provocar que tu gesto sea mejor o peor, muy mal
    deben de estar tus métricas para que generen estas situaciones.
    Sea el motivo que sea lo que te recomiendo es que acudas a un profesional de la
    biomecánica que analice tu técnica de pedaleo y la aplicación de la fuerza para obtener
    un mejor resultado, no solo por el hecho de subir o bajar más un sillín esto garantiza
    solventar dicho problema.

Más información y citas: www.bikeandrun.es