Acostúmbrate, irás en bicicleta eléctrica, y tus hijos también

Cada vez son más las bicicletas eléctricas que se ven en caminos y carreteras.

1139
Acostúmbrate, irás en bicicleta eléctrica, y tus hijos también
Las bicicletas eléctricas se impondrán en todo el mundo y en todas las modalidades de ciclismo posibles, desde niños a adultos. - @woombikes

Bicicletas eléctricas, tan amadas y tan odiadas a partes iguales por los ciclistas de montaña y también de carretera.

Hubo una época, a comienzos de la década del 2010, en el que las bicicletas con motor eléctrico eran utilizadas por personas con problemas físicos, y a quienes normalmente los médicos les habían aconsejado no realizar grandes esfuerzos físicos.

Pesadas, poco agraciadas y con sistemas de pedaleo asistido poco eficientes y cómodos.

Pero todos sabemos en que ha ido evolucionando la cosa en los últimos años, pero por si algún neófito lee estas líneas, en resumidas cuentas, las bicicletas eléctricas o e-bikes han ido tendiendo al minimalismo, la ligereza y la eficiencia, y prácticamente a ocupar gran parte de los catálogos de las marcas de bicicletas.

Hoy en día, se podría decir que quien no tiene una bicicleta eléctrica es por que no puede permitírsela, o en el caso de que si pudiese, no le parece correcto comprar una bicicleta con motor por la razón personal que sea, incluida la de su alto precio.

Las bicicletas son caras, y las bicicletas eléctricas carísimas

Tranquilos, todos entraremos por el aro tarde o temprano, incluidos los que dicen «yo nunca», (ya sabes lo que dice el refrán al respecto).

Una cosa es no querer o no gustar, y otra bien distinta no reconocer. Reconocer que cada vez habrá más bicicletas eléctricas en los caminos, en las carreteras y en las ciudades.

Muchos resistirán hasta el último suspiro y la última gota de sudor, pero tarde o temprano, todos caeremos, como si de un rayo se tratase, electrificados.

Algunas marcas ya van tarde, pero trabajan a destajo para meter con calzador motor y batería en todo tipo de bicicletas, desde las de los más pequeños, pasando por las de carretera, gravel o incluso descenso.

Ejemplos hay muchos, cada uno tendrá o pondrá su razón e incluso su excusa. Que si ahora mi hijo de 7 años puede salir de ruta conmigo los domingos, que si mi marido que no era ciclista ahora me acompaña en las rutas gracias a la e-bike, que si todos los del club van en eléctrica y yo no…

Estamos en 2021. Me apuesto una paella (para dos personas, no te pases), a que dentro de 6 o 7 años, es decir, antes de 2030, el 95 % de los ciclistas y el 99% de las bicicletas que se vendan, serán de alguna manera u otra eléctricas.

Por ahora lo dejo ahí, ya que toda esta electrificación traerá muchos cambios sociales consigo: Prohibiciones, bicicletas con baterías explosivas, impuestos, contaminación, accidentes, competiciones solo para ebikes, etc etc….

Además, no solo se trata del negocio de vender bicicletas con motor. A estas les rodean ya un aura con un fuerte olor a billetes que muchos están tratando de aprovechar.