5 cosas que no te van a contar en otro sitio sobre los nuevos ciclistas

839
5-cosas-que-no-te-van-a-contar-en-otro-sitio-sobre-los-nuevos-ciclistas-berlin-publicidad-rosa
En el ciclismo existen una serie de normas no escritas que muchos de los nuevos ciclistas desconocen. Estas son solo cinco de ellas. En la imagen un bicicleta rosa utilizada para publicidad en las calles de Berlín.

El auge de la bicicleta, ya no solo en los dos últimos años, también en la última década, ha traído consigo multitud de nuevas y peculiares situaciones y actores, tanto en el ciclismo de carretera como en el de montaña o ciudad.

Muchos de los ciclistas de toda la vida, los de pura cepa, creen que al existir más ciclistas, han llegado también más personas «poco deseadas» a este precioso deporte.

Pero esto ha ocurrido siempre, solo que en porcentaje, ahora puede que sean más e incluso que gracias a Internet y las redes sociales, hagan mucho más ruido.

Cierto es que hay una serie de normas escritas y no escritas que muchos de los nuevos ciclistas no conocen, o no van con ellos.

Hemos puesto la cifra de cinco como podríamos haber puesto la de 10 o 3. Nos gusta el número cinco y es un número con el cual podemos poner situaciones variada de todo tipo.

¡Vamos al turrón!

CINCO COSAS QUE LOS NUEVOS CICLISTAS DESCONOCEN

Saludar al resto de ciclistas no es obligatorio, pero muy recomendable:

Saludar es de buena educación. Hoy en día si vives en una ciudad, seguramente no andes saludando a todas las personas que te encuentras por la calle a diario.

No hace falta decir que al entrar en cualquier lugar, y sea un bar, una tienda, un ascensor u otro sitio cerrado donde se encuentren personas, un buenos días, buenas tardes o noches es lo mínimo que podemos ofrecer. Si es con una sonrisa mejor aún.

Si estamos en un pueblo, o en algún sitio donde rara vez nos cruzamos con alguien, seguramente saludemos, aunque sea levantando la mano o haciendo gesto con la barbilla.

Y es aquí donde reside el problema actual de los ciclistas que no saludan ni en bicicleta de carretera en bicicleta de montaña.

Antes, cruzarte con otro ciclista no era tan común, hoy, seguramente para muchos, nos cruzamos con uno o varios cada cinco minutos.

Esto ha hecho que incluso muchos ciclistas de siempre hayan desistido de saludar a otros ciclistas con los que se cruzan.

Para los nuevos, se añade el que si nadie les ha saludado a ellos cuando se cruzan o les han inculcado este pequeño gran valor, no lo han aprendido y difícilmente ahora vayan a cambiar. Pero nunca es tarde…

Basta un gesto con los dedos, la cabeza o un «ey!.

Sí, tienes que pararte con tu bicicleta en el semáforo, el ceda el paso, stop o paso de peatones

Parece que en la actualidad, y sobre todo en el ámbito urbano, muchos nuevos ciclistas no respetan la mayoría de normas de circulación.

Falta de respeto, empatía con el resto de ciclistas y usuarios de la vía y poco aprecio por su vida, son algunos de los rasgos de estos ciclistas incívicos.

Como bien dicen alguno, al final pagamos justos por pecadores, pues el resto de personas meten a todos los ciclistas en el mismo saco solo viendo a uno incumplir las normas. Imagina si lo ven a diario.

No alimentes el odio al ciclista, respeta las señales y las normas.

Las piedras sueltas del camino no aparecen y mucho menos desaparecen por arte de magia

Al igual que los caminos no se crean solos, el mantenimiento de los mismos, salvo que montes en terreno privado como un Bike Park, generalmente corresponde a los propio ciclistas.

Si un zona de un sendero se deteriora por el paso de ciclistas, caballos u otros animales, incluso por la lluvia y otras inclemencias meteorológicas, debes saber que este no se va a reparar por si solo.

Si no sabes como hacerlo, seguramente que preguntando a compañero otros ciclistas terminen por enseñarte y echarte un mano.

Otra cosa son las piedras de tamaño considerable y sueltas que muchas veces aparecen en los caminos y senderos. Y no, en esta ocasión no estamos hablando de trampas para ciclistas, sino de casualidad y uso del camino.

Con el paso de usuarios y los días, a la larga en muchos caminos suelen aparecer piedras, las cuales llegan a quedar sueltas.

Hoy en día es raro ver a un ciclista pararse cuando ve una de estas piedras y echarla fuera del camino.

No seas de ese tipo de ciclistas, perder cinco segundos de tu vida en frenar y quitar la piedra, aunque sean muchas en el mismo sendero, hará que tanto tu mismo como otros ciclistas no sufran averías, algunas de ellas graves, e incluso caídas o lesiones.

Si ves una piedra suelta sin mucho sentido, retírala si te es posible.

Tener la mejor bicicleta y equipación no te hace ir mas rápido ni mejor ciclista:

El famoso postureo llego al ciclismo ya hace algún tiempo y la gran mayoría de ciclistas, sobre todos los nuevos, han sucumbido a las modas.

Hoy en día es raro ver en la carretera o la montaña a ciclistas cuyas bicicletas no cuestan algunos miles de euros, y cuya equipación, impoluta, cuesta otros cientos más.

Sí amigos, cada uno hace con su dinero lo que quiera, pero en realidad lo que hacemos con el es dárselo a la industria que se aprovecha de nuestra debilidad mental para sucumbir a las modas.

Esto afecta a los ciclistas recién llegados, y a la vez frustra a otros, cuyo nivel adquisitivo no les permite tener lo último para no «quedar en ridículo» con el resto de ciclistas.

Seguramente conoces a más de uno que ha pedido varios créditos y no solo para pagar el último modelo de bicicleta.

Para muchos el ciclismo es postureo, pero te aseguramos que esa careta, no es la que te hará ir más rápido y mucho menos disfrutar de la bici.

No, los ciclistas no se depilan, y las piernas tampoco

Junto con el mito/duda que muchos recién llegados a las dos ruedas se preguntan de si se ha de montar con ropa interior o sin ella cuando utilicemos lycra y badana, también está el de si debemos depilarnos las piernas.

Son dos los principales beneficios de depilarse las piernas, pero solo si se dan los dos siguientes supuestos. Hay un tercero, pero este es el postureo, así que como el punto anterior, es solo fachada sin ninguna utilidad real.

Los ciclistas profesionales se depilan las piernas por dos principales razones. La primera de ella es la de facilitar los masajes diarios. Con las piernas llenas de pelánganos, es algo más complicado e incluso doloroso.

La otra gran razón, es la de ser algo más aerodinámicos en competición. Si eres un «osito», alguno estudios ha determinado que en carretera, podrías ahorrar cerca de un minuto cada 40 kilómetros.

Para un ciclista profesional, cuyas victorias muchas veces dependen de milésimas de segundo, llevar las piernas depiladas les hará ahorrar energía y vencer con mayor facilidad la resistencia al viento.

Pero para un aficionado, el cual no va a ganar más que a los de su portal, llevar las piernas depiladas es simple y puro postureo (salvo que vaya con asiduidad a visitar al masajista).

Por eso, si eres nuevo, y sobre todo en bicicleta de carretera, no te sientas mal por ver al resto depilados y tu con las melenas al viento.

Bonus Tip

Si no quieres ser un «ciclista de mierda» y acabas de llegar a este deporte y medio de transporte sostenible, utiliza el sentido común.

Esto quiere decir, ayuda y respeta al que veas, saluda, pregunta si necesita algo cuando le veas parado, viaja, descubre, haz amigos y respeta las normas de tráfico.

Cada vez somo más, y si no queremos que nos metan en verada a base de prohibiciones, más vale que comencemos por unos mismos para hacer las cosas como es debido.