4000€ de ayuda a empresas para adquirir bicicletas de carga y 500€ más si venden su furgoneta

636
bonifican bicicletas de carga
Imagen: @BirgitHebein

Los coches y furgonetas de reparto tienen los días contados dentro de las ciudades, cada día más saturadas y contaminadas es necesario dejar espacio a las bicicletas de carga y las diferentes administraciones empiezan a tomar cartas en el asunto.

La Vicealcalde de Viena Birgit Hebein acaba de hacer publico un vídeo en el que sale montando en una bicicleta de carga de una asociación que se encarga de llevar comida a domicilio para personas necesitadas. Con estas imágenes la Vicealcaldesa pretende incentivar el uso de la bicicleta de carga por parte de las empresas que reparten por la capital austriaca.

Pero estas imágenes tienen sentido cuando van acompañadas de políticas serias, como es el caso, la Vicealcadesa de Viena también ha anunciado que a partir de febrero se ayudará a las empresas para que puedan adquirir bicicletas con una ayuda de hasta 4000€.

Además si la empresa venden la furgoneta de disesel o gasolina con la que reparten actualmente, recibirán una bonificación extra de 500€.

En Viena a partir del 1 febrero habrá disponible un presupuesto total de 800.000€ destinado a la financiación publica de bicicletas de carga para las empresas de la ciudad. A finales de 2021 la cantidad económica destinada a la adquisición de bicicletas de carga será de 2,8 millones de euros.

No es la primera vez que se lleva acabó políticas en este sentido en la ciudad de Viena, en 2017 se hizo una primera prueba piloto financiando 300 cargo bikes con un presupuesto total de 300.000€. En este caso la financiación iba destinado en su mayor parte para las familias de la ciudad, cada día son más los que sustituyen el coche particular por bicicletas de carga eléctricas.

La Vicealcalde de Viena ha comentado a través de su cuenta de twitter cuales son sus intenciones «comida sobre ruedas a través de CargoBike. Esto es particularmente rápido y eficiente. Ahora estamos promoviendo la compra de bicicletas y remolques de carga electrónica para que aún más compañías, clubes y orgasmos puedan cambiar en el futuro. «

Las bicicletas de carga esta claro que no son el futuro, son el presente inminente y la única alternativa real, efectiva y sostenible para poder realizar los repartos en las ciudades al margen de los voluminosos y contaminantes vehículos a motor.