24 años y sin vida. La ciclista olímpica y la presión social de los deportistas a debate

1032
24 años y sin vida. La ciclista olímpica y la presión social de los deportistas a debate
Olivia Podmore durante los Campeonatos del Mundo de Ciclismo en Pista del 2020 - @Nicola

«El deporte es una salida increíble para muchas personas. Una trabajo muy gratificante. Los sentimientos cuando vences no se puede comparar a ningún otro, pero las sensaciones cuando pierdes, cuando no eres elegido ni te clasificas, cuando te lesionas, cuando no cumples con las expectativas de la sociedad como tener una casa propia, casarte, tener hijos, porque lo has dado todo por tu deporte, esas sensaciones también son diferentes».

Este fue el mensaje que la ciclista neozelandesa de 24 años de edad, Olivia Podmore, publicó en su cuenta de Instagram antes de supuestamente quitarse la vida el pasado lunes 9 de agosto de 2021.

Podmore fue atleta olímpica en los Juegos de Rio 2016, donde no llegó a las finales de las diferentes modalidades de ciclismo en pista en las que participó. En Sprin por equipos, ella y su compañera Natasha Hansen no se clasificaron. En Keirin, una caída la dejaba fuera de luchar por las medallas, y en Sprint individual, no pudo pasar del puesto 23º.

La salud mental de los deportistas de élite cada vez más en entredicho

En Tokio, Olivia no pudo ni si quiera viajar a Tokio ya que no fue seleccionada para representar a su país, Nueva Zelanda.

Para una deportista tan joven y habiendo sido seleccionada con tan solo 19 años de edad para los Juegos de Río, debió ser un duro golpe.

Las causas de su fallecimiento aún están en manos de la policía, pero todo apunta a un suicidio. Esta posibilidad se ve aumentada por el mensaje que publicó a través de su cuenta de Instagram y que más tarde eliminó.

Su muerte se certificó apenas 24 horas de terminar los Juegos de Tokio 2021

La sociedad en la que vivimos es muy exigente, esto se multiplica cuando eres un deportista de élite y todo el mundo espera lo mejor de ti, desde familiares, amigos, patrocinadores o los propios medios de comunicación.

Muchos deportistas no son capaces de lidiar con dicho peso, necesitando echar mano de expertos, como los psicólogos, e incluso retirarse de la competición o de la vida pública durante algún tiempo.

Hace poco veíamos como el ciclista profesional del Team Sunweb, Tom Dumoulin se retiraba en la quinta etapa del Giro de Italia 2019. La razones no fueron una caída o un mal estado de forma, sino los problemas mentales debido a la presión social que llevaba años arrastrando.

Por suerte, Dumoulin se puso en manos de expertos y este año volvía a Tokio consiguiendo una medalla de plata en la modalidad de contrarreloj en ciclismo en bicicleta de carretera.

Por desgracia, Olivia Podmore parece no haber podido con dicha presión social. Su entierro está previsto para el próximo 13 de agosto, en el que no se realizará ninguna ceremonia especial.

La selección neozelandesa de ciclismo, así como todos los deportistas olímpicos y el país entero ha quedado conmocionado.

Todos los deportistas olímpicos y personal que viajaron de Nueva Zelanda a Tokio, ahora deberán pasar dos semanas sin poder ver a sus familiares y amigos al regresar por las restricciones del propio país.