20 km/h, ruedas de 12″, matrícula, curso de manejo y prohibido el uso privado de patinetes eléctricos en Londres

382
20-km-hora-ruedas-de-12-matricula-curso-de-manejo-y-prohibido-el-uso-privado-de-patinetes-electricos-en-Londres
El uso del patinete eléctrico está prohibido por completo en la ciudad de Londres, salvo las tres compañías de alquiler que han comenzado a operar hoy.

Las grandes ciudades crecen y crecen a un ritmo vertiginoso, y ya no solo en número de habitantes, vehículos o bicicletas. Otros personajes diferentes de esta nueva historia han entrado con fuerza en nuestras calles, y se espera que sean aún más los que lleguen.

En este caso se trata de los famosos patinetes eléctricos, que cada vez abundan más.

Al principio muchos eran reacios a ellos, siendo utilizados únicamente por gente joven, como diversión, y pocos eran los que utilizaban este medio de transporte para desplazarse de un punto A a uno B.

Londres solo permitirá el uso de patinetes eléctricos de las empresas de alquiler

A mayor número de usuarios en la vía pública, mayor número de restricciones. Es una regla sencilla, pues cuesta menos limitar su uso que cambiar por completo las calles de una gran ciudad de la noche a la mañana o educar a sus ciudadanos.

El boom de los patinetes eléctricos llegó antes de la «crisis» actual, y en concreto en nuestro país, hace unos tres años.

En la ciudad de Madrid, por poner un ejemplo, en 2018 había 22 compañías de alquiler de patinetes eléctricos, de esas que llaman «Start Up», que en el fondo son grandes fondos de inversores viendo el filón. La mayoría de ellas quebraron o se mudaron de ciudad cuando comenzaron las limitaciones o la «competencia desleal».

La inexistente ley que controlara su uso abrió la veda, y nuestras calles se inundaron de ellos, (y aceras, parques, jardines, lagos y ríos…).

Poco a poco se fueron limitando las licencias, el espacio público que ocupaban, las normativas para los usuarios, los seguros, etc…

Pero en otros lugares como en Londres, este boom, el del alquiler en concreto, ha tardado un poco mas en ver la luz. Eso si, con unas limitaciones que poco tienen que ver con las españolas.

Allí, esta semana se ha dado el visto bueno al uso del patinete eléctrico en sus calles.

Estas son las normas básicas que se han impuesto para patinetes eléctricos en Londres:

  • No se permite el uso de patinetes eléctricos privados en la vía pública
  • Solo tres empresas de alquiler reguladas: Dott , Lime y TIER.
  • Todos con matricula identificativa.
  • Los usuario noveles deberán pasar un curso de conducción en su primer uso.
  • Límite de velocidad reducido de 25 a 20 km/h.
  • Su uso solo está permitido por la calzada de vías urbanas.
  • Se podrán vender patinetes solo para uso en terrenos privados.
  • Localizador GPS que indica por donde se puede circular o estacionar.

Como vemos, se lo han tomado en serio, más aún con el boom de la bicicleta de por medio.

Las viejas, estrechas y lentas calles de la ciudad de Londres no fueron diseñadas hace 2.000 años por los romanos pensando en ciclistas o patinetes eléctricos, ni si quiera en los coches.

Pese a que se intentan renovar y todas las que se realizan en la actualidad tienen en mente a todos y cada uno de los actuales personajes de la ciudad, siguen existiendo muchas de sus calles que limitan su uso.

La velocidad media de un coche en dicha ciudad es de menos de 12 km/h, para que te hagas una idea del tráfico y lo lento que es este.

Ya sea por normativas o por actualización de sus calles, las grandes ciudades están obligadas a renovarse o morir, pues estamos en pleno cambio hacía una movilidad diferente, en principio más sostenible y ecológica, pero nuestras calles no están aún preparadas para este cambio que se aceleró durante el último año.