16 detenidos en una nueva estafa «doble» en Wallapop de bicicletas, patinetes y material electrónico

1007
16 detenidos en una nueva estafa
Los estafadores de Wallapop se quedaban con el producto y además hacían pagar al vendedor el precio del mismo mediante el engaño.

Un nuevo caso de estafa en un portal de compra venta de productos de segunda mano, en concreto la aplicación móvil Wallapop, ha tenido como resultado 16 detenciones.

Estas han sido realizadas en Bizcaya, aunque hay personas afectadas por toda España, centradas en Madrid, Zaragoza o Toledo.

Por el momento son 16 personas las que han sido detenidas y puestas en libertad tras declarar, pero la investigación de la Policía Nacional continúa abierta y seguramente se procedan a más detenciones.

Entre los detenidos se encuentran ciudadanos españoles y nigerianos, y el método utilizado es muy similar al conocido phising o suplantación de identidad, pero llevado a un nivel superior, donde no solo robaban a la victima su bicicleta, sino que además le quitaban el dinero de una forma muy «sutil».

Así es la nueva estafa por Wallapop

Imagina que pones a vender tu bicicleta en Wallapop, como muchas personas hacen, o cualquier otro producto de alto valor, pues son los que buscaban estos estafadores.

De repente alguien se interesa por tu bici, y accede a comprarla y seguir conversando a través de WhatsApp con números teléfonos e identidades falsas o suplantadas.

La norma de comprar por internet es clara, sobre todo cuando no se puede hacer la entrega en mano, y lo normal es pagar antes de enviar el producto, aunque como todos sabemos, existe el pago por contra rembolso y las formas de pago seguras como Paypal.

En los casos denunciados, al parecer los vendedores enviaron el producto antes de recibir el dinero, pero una vez llegado dicho producto al supuesto comprador, en el caso concreto la bicicleta, el vendedor recibía un mensaje falsificado imitando la pasarela de pago de Walllapop denominada Wallpay, en el que se comunicaba que se había realizado el pago.

Aquí es donde viene la doble estafa en Wallapop

En el mensaje que recibía el vendedor, se le indicaba que por error habían ingresado dinero de más, a veces incluso el doble del coste de la bicicleta, pidiendo por favor que realizase una transferencia con dicho importe en exceso al comprador.

El resultado, el vendedor se quedaba sin la bicicleta, y encima pagaba el precio de la misma al estafador, perdiendo ambas cosas.

Los ladrones de guante blanco tenían una red organizada con teléfonos móviles suplantados, cuentas bancarias españolas y nigerianas, y personas encargadas de recibir los productos estafados que a las pocas horas eran vendidos en tiendas de segunda mano o a personas en concreto.

Esta misma semana veíamos otro tipo de estafa, en este caso en el portal se segunda mano Milanuncios, en el que también se utilizaba un sistema similar de suplantación de identidad: