10 cosas que desaparecerán del ciclismo en 2020 – Una carta a los Reyes Magos un tanto especial

15323
10 cosas que desaparecerán del ciclismo en 2020 - Una carta a los Reyes Magos un tanto especial
Ciclistas mirando hacia el futuro

Una pequeña lista de diez cosas que podrían desaparecer del mundo de la bicicleta, o que realmente nos gustaría que así fuese. Otras que debemos proteger para que el ciclismo siga siendo un deporte de valores.

10 son pocas, y es por ello que si se te ocurre alguna más importante o diferente, puedes comentarlo tanto en nuestro Facebook como através de Twitter.

Entre todos, podemos hacer que el mundo del ciclismo, y el mundo en general funcione mucho mejor.

Los Youtuber que usan el móvil en bicicleta

Aunque cada vez son más, y más mediáticos, entre todos debemos terminar con estas acciones de estos personajes «públicos» o al menos hacerles rectificar para que no sigan utilizando el teléfono móvil, la GoPro o incluso el Drone, mientras montan en bicicleta por la carretera para grabarse si mismos, el paisaje o a otros compañeros.

Entre estos, también hay multitud de ciclistas profesionales que o no conocen muy bien la normativa de tráfico o les importa muy poco los accidentes que puedan ocurrir con personas que intentan imitarlos a diario.

Tolerancia CERO con estas acciones.

Entre otras causas colaterales están la gente que les imita, poniendo en serio peligro su vida y la del resto de usuarios de la vía.

Pero también está el como nos ven desde fuera, tanto conductores como viandantes o cualquier que pueda ver en youtube sus vídeos.

Lo mejor que puedes hacer, a parte de no seguirlos, es dejarles un bonito comentario como solo tú sabe hacer 😉

Los productos de limpieza para bicicletas

El punto más ecológico de la lista en el que podemos actuar fácilmente, pues en nuestras manos está el mejorar nuestra calidad de vida y la del planeta.

Como ya os comentábamos en al artículo «Cuántos productos necesitas para lavar tu bicicleta«, las grandes marcas se siguen riendo de nosotros creando productos totalmente innecesarios para el cuidado de la bicicleta.

Según Muc-Off, necesitamos como mínimo 8 productos diferentes para lavar una bicicleta con algo de barro, cuando en realidad con un par, si llega, es más que suficiente.

Di no a este tipo de consumismo por muy biodegradable que sea, todos te lo agradeceremos.

La Vuelta Ciclista a España

No es que vaya a desaparecer, pero al paso que vamos, llegará el día que que la Vuelta Ciclista (que ya no se denomina Vuelta Ciclista a España), tenga más etapas en otros países de Europa que en nuestra propia tierra.

El dinero manda, y si en España no se apuesta por el ciclismo (o no hay ni un duro para ello), terminará por ocurrir.

Esperemos que al menos no se les ocurra meter una etapa «virtual» con todos los ciclistas montados sobre un rodillo de Zwift. Tiempo al tiempo…

Los instagrames teletienda

Otra lacra similar a la de Youtube que ha terminado por apoderarse de esa gran red social que fue Instagram.

Los influencers son una lacra. Si, ya se que es otro trabajo o modo de vida igual de digno que cualquier otro, y que los tiempos cambian, pero el día que yo te seguí o me hice fan en Instagram tuyo, no eras así. Te has vendido…

Una cosa es que te vistas o utilices un producto en tu día a día o que aportes algo útil de alguna novedad, y otro que te creas que todo el mundo es idiota y no se de cuenta de que solo te haces fotos y vídeos cuando una marca te paga o te deje un artículo.

¿Desaparecerán?. Según los expertos, a los cuales hay que coger con pinzas también, la gran mayoría de marcas están dejando de pagar a influencers que solo suben fotos y vídeos posando, apostando por los que aportan «un plus más útil», y sobre todo por los que aportan conocimientos o ayudan a otros usuarios, o simplemente entretienen, es decir, los charlatanes de toda la vida.

La nueva tendencia en influencers es ser un «gurú» de cualquier campo concreto, y lanzar ideas o preguntas continuamente para que la gente o se sienta identificada o participe de la idea que se presenta con sus comentarios.

De cualquier manera, parece que algunas grandes marcas se van dando cuenta que publicar fotos y vídeos enseñando el culo y las tetas (tanto de hombres como mujeres, que te veo venir…), genera más masturbaciones que ventas…

Los frenos de zapata tradicionales en carretera

Difícil ponerse a contar entre todos los catálogos de bicicletas de carretera de todas las marcas de bicis y ver que modelos sobreviven a los frenos de disco.

Lo que sí está claro, es que ya son muchas las que han dejado y van a dejar de fabricar cuadros con soporte para frenos de zapata o llanta.

Su ligereza, desmontaje y mantenimiento cada vez es mejor, y esto está animando a que la gran mayoría del pelotón internacional (o sea todos los ciclistas del mundo), opten por que su próxima bicicleta de carreras sea «zapatas free».

¿Las tiendas de bicicletas?

Una noticia que está rondando desde hace muchos meses y que puede que con el cambio de década, el cambio de gobierno y/o la inminente crisis «mundial» que nos van a volver a meter por cojones, termine por suceder.

Muchas son las tiendas de bicis que han echado el cierre ya.

Pocas son las personas que no utilizan Internet para realizar cualquier tipo de compra, desde una bicicleta completa, como la vestimenta y hasta las barritas energéticas.

Son tiempos de cambio, o eran, y el que no se amolde a las nuevas tendencias terminará por morir.

Las marcas cada vez aprietan más el cuello a distribuidores y estos a su vez a los tenderos. Es un hecho con difícil vuelta atrás.

Las marchas cicloturistas encubiertas como competiciones ciclistas

Al igual que los influencers incívicos, debemos terminar con las marchas encubiertas. No es que tengamos que dejar de participar o estas tengan que desaparecer, pero si de alguna manera hacer llegar y hacer saber a los organizadores, que la gran mayoría de ciclistas no van a las marchas a competir, sino a disfrutar.

Este tipo de marchas que todos conocemos, ponen en serio peligro al resto de participantes, además de complicar muy mucho el buen desarrollo de la prueba.

Cada año se ven más casos de participantes descontentos con organizadores por no neutralizar las pruebas y hacer que la gran mayoría de ciclistas haga el recorrido más o menos a la par.

Esto no quiere decir todo el grupo en un solo pelotón, pero no es de recibo que el primero haga los 150 kilómetros en cuatro horas y media, y la gran mayoría tarde siete horas.

No hay organización, ni carretera, ni conductor, ni agente de policía que aguante tal cosa.

Y por otro lado los premios. No hace falta eliminarlos, pero si reorganizarlos. Bastaría con un tramo cronometrado seguro, si es en subida mejor, para coronar al más rápido. Entre otros muchos premios, que no tienen porque basarse en competir con el resto.

Ya sabes, hazte oír, y sobre todo escuchar, para que entre todos podamos mejorar esto.

Las bicicletas eléctricas vendidas como medicinas

Los medios de comunicación, siguen con el run run de que las bicicletas eléctricas son el complemente ideal para aquellas personas con problemas de corazón u otro tipo de problema físico.

Nos quieren vender la moto, incluidos a nosotros como medio, de que son la medicina milagrosa para aquellos que antes no podían montar en bici y ahora con la ebikes son los más felices del mundo.

Y nos cabe que en muchos casos es así, pero muchos no significa la mayoría, ni mucho menos la razón por la que fabricantes, distribuidores, tiendas y medios de comunicación, y ahora también usuarios de ebikes «sin problemas», nos quieren hacer creer que todos necesitamos una bicicleta eléctrica en nuestra vida.

La nueva gallina de los webos de oro del ciclismo, que tras el bajón de ventas de bicis en general, ha visto el nuevo filón en este «engaño» que entre todos hemos construido.

Al menos si venderlas como «medicinas» sirve para que más gente se anime a montar en bicicleta, bienvenidas sean.

Don dinero, no hay más razón.

Vender como sea, y cuanto más margen de beneficio mejor. Antes, si ya una bici de 3000 o 4000€ sin motor, era un precio desorbitado al que se le sacaba un buen pellizco, ahora al añadirle motor, batería y cuatro tornillos más, el margen de ganancia aumenta considerablemente.

Seguramente tú no necesites una bicicleta eléctrica, no tengas ningún tipo de dolencia física, pero querrás poder seguir a tus compañeros que sí llevan una, querrás hacer la ruta de siempre en mucho menos tiempo, poder llegar más lejos con el poco tiempo que te queda después de trabajar, o subir aquella cuesta que antes se hacía insufrible para disfrutar de la bajada después.

El ser humano es así, mejor dicho, al ser humano se le ha hecho pensar que es así.

Bienvenida la bicicleta eléctrica, pero que no te tomen el pelo.

Los cuadros de carbono

Otro corrillo ciclista, el del carbono. Su alto coste de producción y los problemas medio ambientales que genera, tanto al ser creados como al intentar ser reciclados, están a la orden del día.

Muchas son las marcas que están volviendo atrás, a cuando el acero y el aluminio eran los reyes (siempre a la sombra del costoso titanio).

Cada vez vemos más cantidad de bicicletas de alta gama con cuadros de aluminio.

Está claro que las ventajas del carbono son infinitas, pero en un mundo de consumo desmedido y cayendo en picado por la falta de materias primas, junto a las emisiones de CO2, la solución pasa por fabricar bicicletas más sostenibles.

Saludar a los ciclistas que te encuentras por el camino

¿Desaparecerá esta buena costumbre de saludar a todos los ciclistas que te encuentras en la montaña o en la carretera montando en bici?.

Generación tras generación, o como ahora, década tras década, los que llevamos años pedaleando por medio mundo estamos viendo que nadie ha educado a los nuevos, y que muchos «antiguos» cada vez les cuesta más levantar la mano o la barbilla, e incluso decir buenos días.

Lo mejor es predicar con el ejemplo. Ciclista que no suele saludar y vea que la gran mayoría con los que se cruza le saludan, terminará por imitarlos.

Por eso la culpa no es única de los nuevos. Se educado y educarás. Sencillo.

¡Feliz año y buena ruta!