XIV Maratón Orbea Monegros MTB: Mucho más que una competición

salida 1

El pasado 26 de abril se celebró el famoso Maratón que organiza Orbea por el desierto de los Monegros y dos corredores de Iberobike estuvimos allí para poder contároslo en primera persona.

Debido a la gran acumulación de gente que se suele organizar en torno a esta prueba en Sariñena, decidimos acercarnos en autocaravana el viernes 25 y de paso hacer uso de los servicios de acampada que se ofrece para el evento.

Llegamos sobre las 21:00 y el primer parking habilitado ya se encontraba lleno, por lo que nos dirigieron al segundo, donde había un pequeño caos ya que se trataba de un campo labrado sin preparar para usarse como parking. Después de quedarnos atrapados en una zanja y pegarle un calentón al motor, decidimos hacer uso del artículo 93 del Reglamento General de Circulación y “aparcar” la autocaravana en una zona más cercana al recinto ferial.

La noche fue tranquila, así que después de dormir bien y desayunar contundentemente nos acercamos al recinto ferial para retirar los dorsales y recoger los maillots conmemorativos de la prueba.

A primera hora no había demasiada gente, pero  según avanzaba la mañana las oleadas de asistentes iban aumentando. No en vano se habían agotado las 6000 inscripciones correspondientes a la Maratón.

recinto

Sobre las 11:30 nos retiramos a comer. El menú fue un risotto de setas y algo de fruta todo ello empujado con  bebida isotónica. Una buena ingesta de hidratos de carbono y sales minerales para aguantar bien la prueba.

Después preparamos las bicis, Jorge su Specialized con unas geax 26×2.00 y yo con mi Orbea Occam con unos Schwalbe Rocket Ron 26×2.10 delante y unos Maxxis Larsen TT 26×2.00 detrás, combinaciones que dieron un gran resultado.

DCIM100GOPRO

Para esta prueba se nos ocurrió llevar una cresta de  casco romano para poder localizarnos entre la masa de ciclistas, idea que  tuvo bastante éxito ya que por donde pasábamos, la gente se quedaba con nosotros.

Nos colocamos en el cajón de salida con una hora de antelación, donde los nervios subieron aun más, sobre todo cuando se levantó un viento moderado y además comenzaron a caer algunas gotas de lluvia, que por suerte cesaron enseguida.

Jokin Diez

Gracias a Jokin Diez, responsable de prensa de Orbea y speaker en la prueba, la espera se hizo muy amena. La sorpresa vino cuando a escasos 10 minutos de la salida nos anunció que Santi Millán también corría la Maratón. La pena es que nos fue imposible verle, pero saber que una persona tan mediática participaba junto a nosotros fue una inyección de motivación.

salida 2

A las 13:30 exactamente dio lugar la salida y nada más comenzar ocurrió lo que más miedo me da en estas carreras tan multitudinarias, una caída. Es increíble el pelotón que se puede llegar a montar en un incidente así en plena salida, por lo que lo más importante es no detenerse y favorecer la fluidez de la masa.

Sobrepasado el embotellamiento que se suele montar al cruzar el pueblo de Sariñena empezamos a rodar muy rápido. En los primeros 30 km vi muchas caídas, algunas de ellas importantes, clavícula rota incluida, provocadas sobre todo por personas que quieren ganar la carrera en estos primeros tramos y pierden los modales haciendo malos adelantamientos. A mí me pegaron un par de enganchones, pero por suerte sin mayor consecuencia.

Esta es la razón por la que evitamos parar en el  avituallamiento del km 33 y poner algunos kilómetros por medio. Lo que hicimos fue comer alguna barrita en marcha y relajar un poco el ritmo. Estirar el enorme pelotón es vital para facilitar el tránsito.

avituallamiento

Hace unas semanas tuve una caída seria en un descenso, recibiendo un fuerte golpe en la rodilla izquierda y durante el ascenso del alto de Perafita  reapareció un dolor bastante intenso.  Por suerte en el alto había un avituallamiento líquido de mano de Maxim, donde aproveché para apretarme un poco más la rodillera rotuliana y aguantar hasta el de Peñalba para  realizar unos estiramientos y recuperarme un poco más.

A partir de aquí viene un tramo donde la prueba pone a cada uno en su sitio. Un falso llano de 30 km endurecido aun más por un moderado cierzo que soplaba de cara. Si uno no regula bien sus fuerzas, es posible que no llegue al final.

carrera

Conscientes de lo que teníamos por delante, bajamos el ritmo y recuperamos pulsaciones para llegar lo mejor posible al siguiente avituallamiento, el de Valfarta. De paso fuimos disfrutando del increíble paisaje que nos envolvía, ya que cuando te metes en carrera se te llega a olvidar que estás ciclando por un paraje increíble.

Al tener perjudicada la rodilla izquierda, de manera inconsciente hice mucho más esfuerzo con la derecha, por lo que poco antes de culminar esta terrible subida aparecieron los temidos calambres. Estirando los cuádriceps en marcha llegamos más o menos bien a la última baliza marcada por el avituallamiento de Torres de Will, km 96, donde tuvimos la suerte de que nos grabasen en el vídeo promocional de Orbea: “¿Qué es Monegros para ti?”.

Animados por el buen tiempo que llevábamos decidimos apretar un poco más en este último tramo, pero el fuerte dolor de la rodilla, acompañado por una pierna derecha sobrecargada me obligó a bajar el ritmo, rodando durante 10 km a 15 km/h. En ese momento me descolgué de mi compañero  para que él pudiera mantener su ritmo sin lastrarle.

De todas maneras, estos últimos 15 kilómetros son muy duros, ya que es un ascenso que se realiza sobre terreno arenoso primero, seguido por un pedregal y no hay que olvidar que ya llevamos 100 km a las espaldas, los cuales se suelen rodar muy por encima de las pulsaciones habituales.

Finalmente llegamos a un tramo asfaltado, donde me permití soltar los “caballos” y arriesgar lo que me quedaba, entrando en meta 5 minutos por detrás de Jorge.

Sin soltar las bicis cogimos el plato de fideua y hamburguesa con el que nos deleitó la gente de Sariñena, momento exacto en el que empezó a llover de manera intensa, por lo que nos retiramos para ducharnos, cambiarnos y volvimos a disfrutar de la enorme fiesta que es la Orbea Monegros.

masaje

La conclusión final es que la Orbea Monegros es todo un acontecimiento del mundo de la  bicicleta. No voy a decir exclusivamente de la de montaña, ya que se puede ver de todo: tándem, bicis de paseo, de ciclocross e incluso alguna de carretera.

Al ser una maratón BTT no competitiva, es muy  acertado por parte  de Orbea el suprimir las clasificaciones  y los premios por categorías, dando protagonismo a otros valores más importantes, como son el espíritu de aventura, el sacrificio y el afán de superación. Por ello no voy a hablar de tiempos de llegada, ni de quién ganó. Eso es algo queda para cada uno de los 6700 corredores de la Orbea Monegros 2014.

Finalizo el artículo dando las gracias a Orbea por organizar tan tremenda prueba y a todas las personas voluntarias que nos atendieron como auténticos reyes y reinas durante toda nuestra estancia en Sariñena.

Si queréis consultar vuestras clasificaciones podéis hacerlo en el siguiente enlace:

Clasificaciones Orbea Monegros 2014

Las fotos y vídeos oficiales de la carrera las encontrareis aquí:

Fotos y videos Orbea Monegros 2014

¿Has participado en alguna de las ediciones de la Orbea Monegros? ¿Cuáles son tus conclusiones?

Raúl Alvarado.

Comments are closed.