Video: Ruedas de carbono sin radios Spengle

Quién ya montase en bici de montaña en la década de los noventa recordará la fiebre de las ruedas de palos fabricadas en fibra de carbono como las famosas Spinergy, Spin o Spengle, entre otras. Estas futuristas ruedas, fueron objeto de deseo durante años de todos y cada uno de los bikers del mundo. Quién diga la contrario, seguramente mienta…

Casi 30 años después, la tecnología en cuanto al diseño y fabricación de ruedas estándar con radios no ha variado mucho, aunque no ha dejado de evolucionar en ningún momento, incorporando nuevas medidas, diámetros y materiales para endurecer y aligerar las mismas, como el carbono en los aros. Pero la base, siempre seguirán siendo igual, unas ruedas, con más o menos radios.

Para aquellos nostálgicos de las «ruedas de palos» y sobre todo para los que deseen dar un look más futurista y radical a sus bicicletas, Spengle ha renovado aquellas ruedas de los noventa aplicando toda la tecnología existente hoy en día y creado unas ruedas según el propio fabricante, «indestructibles.»

Eso si, no espere que sean las más ligeras, ni las más baratas, pues con sus 1750 gramos y los 1500€ que cuestan la pareja de ruedas Spengle, seguirán siendo objeto de deseo de muchos bikers de hoy en día. Están diseñadas para un uso agresivo o Enduro.

Algunas de sus características son su anchura de 24 milímetros, fabricadas en su totalidad en carbono de una sola pieza y en un diametro de 27,5″, no necesitan montar fondo de llanta para usar tubeless, utilizan el sistema de buje Center Lock con adaptadores al resto de sistemas de frenado, con o sin sistema Boost (bujes delanteros con eje pasante de 15mm en 100 y 110mm, y buje trasero con eje pasante de 12mm en 142 y 148mm) y lo mejor sin duda, puedes olvidarte de tenerlas que centrar para siempre, pues no hay cabecillas que apretar o aflojar. Spengle ofrece garantía de por vida, aunque habría que ver la letra pequeña…

En Pinkbike.com están realizando un test de larga duración de las mismas, aunque si lees los comentarios, no tienen mucha acogida por los «milenials».

Más información en www.spengle.com