Video: Orbea Oiz M20 2015

Cuando probamos la nueva Oiz el pasado septiembre en la presentación oficial en Meríbel, Francia, entre todas las novedades y avances tecnológicos que Orbea nos traía bajo el brazo, hubo una cosa que nos quedó clara desde el comienzo, y que pudimos ver plasmada sobre el terreno tras varios días probando la bici por los montes alpinos. La nueva Orbea Oiz había sido diseñada para ganar.

La nueva Oiz aúna ligereza, una geometría cómoda pero conservando su espíritu “racing”, y un sistema de suspensión trasera elegante a la vez que eficaz. Entre todo ello, y escondido bajo los recovecos de su armazón de carbono, la Oiz nos va desvelando sus numerosas tecnologías, la gran mayoría diseñadas por la propia Orbea, y muchas de ellas tan diminutas como un tornillo o un pequeño “trozo de radio”, pero que sumándolas en conjunto, consiguen crear la máquina soñada por muchos de nosotros.

orbea_oiz_2015_6

Con el concepto Big Wheels de Orbea y su Oiz (también en disponible en Alma), podemos elegir el tamaño de rueda entre 27,5” y 29”, según nuestra estatura y talla de bici, no estando obligados a una sola medida, siempre y cuando la talla de bici sea la M o L, estando disponible únicamente en 27,5” para talla S y en 29” para XL. De esta manera se zanja la eterna duda de si usar ruedas grandes de 29” en personas de estatura baja, o ruedas pequeñas en personas realmente altas con tallas L y XL. También desaparecen los problemas de diseño que a veces resultan absurdos e ineficaces tratando de meter una rueda de 29” en un cuadro de talla S o XS, donde la única manera es creando una geometría para nada amigable. Eso si, las 26” pasaron a la historia.

oiz_cuadro_diferencias

Volviendo a la Oiz, en está ocasión hemos probado la versión M20, equipada con una mezcla de Shimano XTR, XT y SLX, suspensiones FOX, ruedas DT Supline 1700 y componentes de primera como de la mano de Race Face, FSA, Maxxis o Selle Italia. La Orbea Oiz M20 está preparada tanto para la alta competición como para las rutas más exigentes.

orbea_oiz_2015_9

La geometría de la Oiz está pensada para repartir nuestro peso correctamente y centrar el cuerpo sobre ella de una manera cómoda, permitiendo pedalear con firmeza y manejar la bici con soltura en situaciones complicadas, tanto subiendo como bajando.

orbea_oiz_2015_1

Los modelos superiores de la Oiz están fabricados en carbono OMR (Orbea Monocoque Race) usando las fibras con mayor grado de resistencia a la torsión y compresión que Orbea fabrica. Esta Oiz M20 utiliza las fibras OMP (Orbea Monocoque Performance) creando así un cuadro monocasco ligero, resistente y con la mejor relación peso/rigidez/comodidad.

oiz_reach_stack

El sistema de suspensión trasero con 95mm de recorrido cuenta con un Antisquat de casi el 100% según el desarrollo y la medida de rueda usados (para saber más sobre el antisquat puedes pinchar aquí), algo en lo que Orbea ha trabajado duro para conseguir que la eficiencia de pedaleo sea la máxima posible en todo momento. Para ello, la posición del ciclista es muy importante, y el software Advanced Dynamics con el que Orbea testea virtualmente todas sus bicis de doble suspensión se encarga de analizar todas las variantes posibles, desde la altura, peso, forma de montar, etc del ciclista, hasta el tuneo de las suspensiones, los componentes usados, las presiones de las ruedas, etc… Todo un avance tecnológico.

oiz_xcgeometry

Una de las principales características del sistema de suspensión trasera de la Oiz reside en la flexión del carbono en los tirantes, eliminando así el punto de giro situado cerca de la puntera. Orbea consigue que los tirantes flexen únicamente hacia arriba y abajo unos 7mm, pero conservando la rigidez lateral. Orbea ya utilizó esta técnica hace bastantes años con un modelo anterior que poseía la misma característica pero eliminando el punto de giro del pedalier. Orbea denomina esta tecnología UFO (U-Flexion Orbea).

orbea_oiz_2015_3

La bieleta está construida íntegramente en carbono, con una pequeña pero importante particularidad denominada “Tensegrity”. Un pequeño “radio” une internamente la bieleta (es bastante difícil de ver a simple vista si no nos agachamos y miramos detenidamente). Esta varilla roscada se encarga de regular las fuerzas laterales para que la bieleta permanezca siempre “indeformable” y la rigidez sea la máxima, aumentando el peso en tan solo 4 gramos. Parece mentira que un simple “radio” sea el encargado de tan difícil tarea, pero así es.

orbea_oiz_2015_1

La flexión de los tirante, la estudiada geometría y la acción de la bieleta permite aprovechar el total de los 95mm de recorrido trasero, con la particularidad de permanecer bastante firmes en su recorrido inicial optimizando nuestro pedaleo y evitando que la suspensión interfiera en el mismo.

oiz_suspensión_tirantes

El amortiguador Fox Flot Kashima de la Oiz M20 posee las tres posiciones CTD de regulación que podemos manejar con el mando remoto situado en el manillar, actuando este en conjunto con la horquilla de suspensión también de la marca FOX con su modelo Flota 32 FIT CTD.

orbea_oiz_2015_8

La suspensión trasera posee un tacto suave, pues siempre permanece activa, pero bastante firme en su parte inicial, pensado para aprovechar la fuerza de nuestro pedaleo al máximo. El amortiguador FOX está configurado para que los topes no lleguen a aparecer. La absorción con el dial abierto (modo Descend) es muy buena, sobre todo en paso por curva, notando la rigidez lateral del carbono.

orbea_oiz_2015_14

Si optamos por poner ambas suspensiones en el modo C o Climb, estas se endurecen hasta el punto de bloquarse. Está claro que dependiendo del terreno esto es una ventaja, pero salvo pistas muy lisas o rodando por carretera, no recomendamos esta opción, pues se pierde la esencia de la Oiz, así como las virtudes de sus suspensiones, encargadas de mantener la velocidad y comodidad en cada terreno.

orbea_oiz_2015_11

La Oiz está preparada para las nuevas tecnologías, siendo posible montar los nuevos cambios electrónicos Di2. El guiado de cables DCR de Orbea reduce la fricción de los cables, además de salvar unos gramos y alargar la vida útil de los mismos.

orbea_oiz_2015_10

Existen seis versiones de Oiz, todas construidas en carbono, con la única diferencia de las fibras utilizadas (Race o Performance), y con sus diferentes montajes, todos ellos personalizables a través de la web de Orbea.

orbea_oiz_2015_2

El sabor de boca que nos deja esta Orbea Oiz M20, como las de sus hermanas mayores, y pequeñas, pues se encuentra en la mitad de la gama Oiz por su montaje, es el de una bici de doble suspensión ligera, muy bien diseñada, cuidando cada detalle con mimo, bonita, y pensada para ganar, en cada subida, en cada sprint, en cada meta sin perder la comodidad y el confort en ningún momento.

 

Más información en www.orbea.com