Vídeo: Chris Froome habla por primera vez de su accidente «Tenía todo tipo de férulas y cosas para estabilizar mis vértebras»

Chris Froome concede su primera entrevista desde que sufriera la dura caída que le apartó de su objetivo deportivo para esta temporada, ganar su quinto Tour de Francia.

El pasado mes de junio Chris Froome sufrió un accidente con su bicicleta de contrarreloj mientras realizaba el reconocimiento del circuito en el Critérium del Dauphiné. Esta caída tuvo graves consecuencias para el ciclista británico, que desde entonces no ha parado de luchar por recuperarse lo antes posible y volver a competir.

En la entrevista comienza hablando del momento justo posterior al accidente, Froome era trasladado en un helicóptero al hospital «Tenía todo tipo de férulas y cosas para estabilizar mis vértebras en la sala de emergencias, y pude ver que eran unas diez personas moviéndose, haciendo cosas y tirando y cambiando las cosas. Fue en ese punto donde vi reflejada la urgencia en las caras de algunos de ellos y pensé; creo esto no es solo una pierna rota.» 

En la siguiente parte de la entrevista, Chris Froome habla del momento del accidente. Para Froome esa contrarreloj iba a ser su primer termómetro para valorar su estado de forma de cara a afrontar el Tour de Francia, por eso se dispuso a realizar un reconocimiento minucioso del recorrido «El día era muy ventoso con rachas de viento, pero puedo recordar que estaba  entusiasmado con la carrera, mirando hacia adelante para probar mis piernas de cara al  Tour de Francia y así poder saber cual era mi estado de forma”

Chris Froome relata que puede recordar bien la primera parte del recorrido de la contrarreloj, pero la parte en la que sufrió el accidente es más confusa, los recuerdos que tiene son más bien lo que le han contado los que vieron el golpe.«Iba por un tramo recto de carretera ligeramente cuesta abajo, así que iba a bastante velocidad, yo fui a despejarme la nariz cuando pasaba junto algunos edificios, el viento se canalizó a través de los edificios y golpeó contra mi rueda delantera, yo básicamente traté de sostenerla y terminó  desviándose de la carretera hacia una pared a bastante velocidad»

Chris Froome se había dado un duro golpe a más de 60 km/h que le había ocasionado una fractura de fémur, codo y costillas. De esta parte recuerda a su director y a su mecánico que estaban a su lado y respondian con contundencia a la pregunta que hacía froome desde el suelo. «mi primera pregunta fue si podía levantarme, que quería volver a subir a mi bicicleta, que estaba bien. Me dejaron muy claro que yo no estaba en condiciones, que me acostara y me quedara quieto «

Para Chris Froome se acababa la temporada, aún así durante su traslado al hospita, Froome preguntaba si podría estar recuperado para el Tour de Francia, idea que le quitaron rápidamente de la cabeza, aunque tenían que esperar a un pronostico, su fémur estaba divido en dos partes y su brazo no tenia tampoco muy buena pinta.

El momento posterior a la cirugía a la que fue sometido Froome fue realmente duro » apenas podía respirar después después de la cirugía, mis pulmones se dañaron por mis costillas rotas al igual que mi esternón que también estaba roto, tosía sangre. «

De la victoria al hospital, un duro golpe de gestionar del que también habla Froome en la entrevista «Estaba acostada en esa cama y obviamente 24 horas antes estaba intentado ganar el Critérium del Dauphiné , era como polos opuestos y fue bastante difícil para mi lidiar con eso esa noticia»

Pese al duro diagnostico, Froome es consciente de la suerte que ha tenido, no correrá el Tour, pero podrá estar de nuevo con su familia, su principal pilar en todo esto proceso, y quizá el año que viene pueda volver a disputar el maillot amarillo.

El proceso de rehabilitación es lento, pero desde que Chris Froome recibió luz verde para poder aguantar un peso mínimo sobre su pierna, se puso a trabajar «He estado haciendo tres o cuatro horas de fisio todos los días por la mañana, después tomo un pequeño descanso a la hora del almuerzo, y luego comienzo los ejercicios que necesito hacer durante aproximadamente dos horas.»

Chris Froome no ha tirado la toalla, no ha perdido la sonrisa en ningún momento y se encuentra muy motivado en todo este proceso de recuperación, de momento va consiguiendo mejorar muy poco a poco los movimientos y cargas en su pierna, cada pequeña mejora es un éxito por pequeña que sea, su deseo el volver a subirse a la bicicleta y competir «El objetivo aquí es llegar al comienzo del próximo Tour de France en 2020, y conseguir estar en un estado de forma similar o mejor del que estuve este año, y eso es todo que me está conduciendo en este momento «