Video: ¡Ay gonorrea! – Brutal caída en bici que se pudo evitar

Las bicicletas pueden ser un divertido juego

Las redes sociales están repletas de vídeos de todo tipo, desde caídas en bicicleta brutales, hasta hazañas épicas que nunca hubieses podido imaginar que se pudiesen realizar sobre una bici.

Las caídas en mountain bike no son una excepción, y raro es el día que no nos aparezca en pantalla alguna de ellas.

Cuando vemos a un profesional realizar un mega salto con su bicicleta de montaña en un video, o bajar unas escaleras sin tocar ni un escalón, casi siempre solemos imaginarnos volar con nuestra mountain bike como si fuésemos nosotros quienes lo estamos realizando en realidad.

Soñar no es malo decían…

Pero luego tenemos a otro tipo de soñadores, que se llegan a creer que están dentro de la misma pantalla, y que son capaces de hacer aquello que han visto hacer en tal vídeo, sin pararse a pensar la de horas de dedicación, entrenamiento y planificación que han tenido que pasar nuestros ídolos hasta poder realizar tal hazaña. Y mucho menos el peligro que corren y hacen correr al resto de usuarios, incluso a nuestros compañeros de ruta.

Que decir de los que aún se creen que cualquier camino público, calle e incluso carretera, es un circuito de bicicletas cerrado, donde poder dar gas sin miramientos e imitar a nuestros ídolos de aquel vídeo viral.

Las bicicletas pueden ser un divertido juego.

Las bicicletas pueden ser un divertido juego, pero para poder jugar, hay que saber donde y como está permitido hacerlo, y sobre todo, no poner en peligro a otros jugadores.

Como verás en el vídeo más abajo, está claro que estas caídas, choques y atropellos, podían haberse evitado, tanto tomando las debidas precauciones antes de afrontar tales retos, como usando la cabeza para algo más que llevar el casco.

Recuerda, las bicis no son para ir por la acera o bajar escaleras a tumba abierta. En los caminos, somos los que tenemos que ceder el paso incluso para cuando nos cruzamos con otros usuarios, y en la carretera, siempre tendrenis las de perder al ser los mas frágiles.