Un coche eléctrico a pedales y que no necesita Matrícula ni ITV

Messerschmitt KR 25-E tricilo bici biciclea electrica coche imove

Después de lo vivido esta semana con la falsa alarma generada por la DGT sobre la obligación de matricular, pasar ITV y poseer carnet de conducir para todas las bicicletas eléctricas, ahora llega el turno de los coches eléctricos a pedales.

¿Y por qué no necesitas tener carnet, seguro o pasar la ITV entre otras?

Pues por que estamos ante una bici, o mejor dicho un triciclo (tiene tres ruedas), accionado mediante pedales, igual que una bici, y con un motor eléctrico que nos ayudará a mover el coche, con una potencia de 250W y una ayuda del motor por debajo de los 25 km/h.

Su peso no es muy malo para el volumen que tiene, 240 x 122 x 124 centímetros y 85 kilogramos de peso con la batería incluida.

Sus capacidades son bastante llamativas, pues con una carga podemos recorrer hasta 85 kilómetros y es capaz de mover con facilidad hasta 120 kilogramos, sumando ciclista y carga.

En este aspecto, está diseñado con varios compartimentos para desplazarnos con lo que no sea necesario, la mochila, la compra o las herramientas de trabajo.

Pero no es un triciclo de carga, si no un Velomóvil, así lo ha definido su creador, Joachim Aldfinger, un alemán afincado en Nerja, Málaga.

Su presentación oficial se realizó en Alemania con cinco primeros prototipos realizados con la ayuda del diseñador Marcus von der Wehl.

Su fabricación en serie sin embargo correrá a cargo de la empresa francesa Idmoove, y se prevé que el triciclo, bicicoche eléctrico o velomóvil cueste en torno a unos 12000.

Volviendo a sus características, cuenta con doble suspensión, o mejor dicho, triple, tanto en la ruedas delanteras como en la trasera, así como frenos de disco en todas ellas.

Tiene iluminación led delantera y trasera así como indicadores de giro.

El chasis está construido en aluminio, mientras que la carrocería o carenado, según las especificaciones es de fibra de carbono, al igual que las ruedas.

Para entrar en el, la cubierta se levanta automáticamente y por control remoto.

Otro detalle futurista que posee es que las ruedas delanteras se accionan igual que en una bicicleta mediante un manillar, pero la trasera también se puede accionar, esta mediante un joystick tipo mando de elicóptero colocado en un lateral del interior.

Con una carga de la batería incorporada de 36v 17,2 Ah tendremos una autonomía de unos 60 kilómetros, pudiéndose ampliar con un kit de batería extra.

Por lo tanto, aunque cueste igual o más que un coche, podremos ver estos Velomóviles por las carreteras de nuestra ciudad, carriles bici y cualquier tipo de vía donde esté permitido utilizar una bicicleta, eléctrica o no.