Test Merida Scultura 904, mucho que ofrecer

904, tres números, una mera cifra que puede no te digan nada. Pero si te decimos que 904 es el apellido de nuestra protagonista de hoy y que su primer nombre es Merida, puede que te vayas haciendo una idea. Hemos probado para vosotros la Merida Scultura 904, una bici que iremos desgranando pero que ya os avanzamos nos ha gustado y mucho.

:: Merida Bikes 

Bien merece la pena dedicarle unas líneas a un gigante del ciclismo como es Merida. Con más de cuatro décadas de experiencia Merida se asienta como uno de los referentes en el sector. Es uno de los mayores fabricantes del mundo. Todos conocemos sus bicis, su implicación en el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la fabricación de sus productos así como el desarrollo constante de los mismos. Merida cuenta con una base en Alemania encargada de labores de ingeniería, desarrollo y diseño además de en Taiwán donde se ocupan de la fabricación etc.

Con importante presencia en el plano deportivo podemos encontrar sus bicis en la élite de nuestro deporte. Véase el Multivan Merida Biking Team en el mundo del mountain bike con deportistas de la talla de nuestro José Antonio Hermida entre otros así como presencia en el pelotón internacional con el Team Lampre Merida en el que militan, entre otros, corredores como el actual campeón del mundo en ruta Rui Costa. Todo un ejemplo de la capacidad de la marca taiwanesa.

 :: La Scultura 904 

A la hora de elegir nuestra bici hemos de tener en cuenta muchos detalles, tipo de uso que le vamos a dar, qué esperamos de ella. En base a diferentes criterios a menudo vamos descartando unas u otras por no adaptarse a nuestras necesidades.

La Merida Scultura 904, sobre el papel, es ya una bici que se adapta a muchos tipos de ciclistas. Desde usuarios más deportivos hasta cicloturistas con aspiraciones menos exigentes y todo ello sin un importante desembolso monetario. Encontraremos un cuadro de calidad construído en carbono acompañado de componentes a la altura que aseguran salidas fiables y de calidad.

:: Un cuadro como el del Team Lampre Merida 

O casi, y es que la geometría de este 904 es muy parecida al de los ciclistas del Team Lampre Merida. En la 904 encontramos unas vainas algo más largas y una pipa de dirección más alta que en la versión que utilizan los profesionales. De esta manera se consigue un comportamiento más asequible y una postura más confortable. Construído en carbono monocasco del 904 nos llama la atención su sobredimensionada tubo de dirección conificado que dota de gran rigidez al tren delantero en conjunto con la horquilla (construída en carbono también).

En la zona del pedalier ocurre lo mismo a fin de ofrecer una rigidez óptima a la hora de transferir la potencia. En los tirantes traseros se recurre a la tecnología Flex Stay de la marca en busca de un aumento de confort y aumento de la absorción de vibraciones en la zona. El cuadro además cuenta con cableado interno (compatible con grupos electrónicos) otorgando mayor limpieza al conjunto. El tubo superior además resulta bastante espectacular con una notable anchura en la zona de la dirección que va estrechándose a medida que se acerca y finalmente se une con el tubo vertical. Un cuadro de gran calidad con interesantes detalles y con zonas con construcción Nano Matrix Carbon que asegura una alta resistencia a los golpes.

:: El resto del menú

Si el plato fuerte en esta Scultura 904 es su interesante cuadro, es hora de analizar en resto de componentes para ver si esta Merida supone un menú perfecto. Shimano 105, la transmisión del gigante japonés. Efectiva fiable y de funcionamiento impecable, nada que achacarle al grupo. Apto para trabajar duro en manos de cualquier ciclista. La Merida Scultura 904 monta un desarrollo compact con un casete 12-28, combinación apta para ciclistas con buenas piernas o aquellos que van más justos y necesitan recurrir a un desarrollo más blando. Con el 34-28 podremos escalar cualquier muro que se nos ponga por delante. Los frenos de esta Merida vienen firmados por la propia marca.

Quizá uno de los componentes más justos de esta gran bicicleta. A la hora de exigirles echaremos en falta algo más de potencia, pero aprueban en todos los terrenos. Controltech  es la encargada de firmar potencia, manillar y tija. Componentes construídos en aluminio y de calidad. Las ruedas, ese componente tan importante en una bici vienen firmadas por Fulcrum. Cierto es que no tienen un peso ligero, pero Fulcrum es sinónimo de calidad y robustez. Las Fulcrum Racing Sport tienen un rodar muy fino para una rueda de su gama y una rigidez más que aceptable.

:: Nos montamos en la Scultura 904 

Cuando tenemos una bici de test, estamos como un niño ansioso por estrenar un juguete nuevo. Unos días de lluvia intensa retrasaron nuestro estreno con esta Merida con lo que la hemos cogido con muchas ganas. Alternando diferentes tipos de recorridos un par de salidas nos han servido para compenetrarnos de manera excelente con esta Merida. Quizá sobre el papel y comparando su geometría con la de la Scultura Evo presuponíamos que iba a tener un notable comportamiento deportivo. Y bien cierto que es así, pero de una manera muy digerible.

Es decir, a la vez que nos ofrece ese carácter, resulta una bici muy cómoda. Habiendo un mercado tan amplio y diversificado es imposible comparar con modelos de otras marcas. Y situando esta Scultura 904 entre bicicletas de gama media el comportamiento de esta nos parece que está un punto por encima de muchos de sus rivales, lo que añade aún más valor a esta opción.  

La Scultura 904 rueda de manera muy fina. Vayamos agarrados en la parte baja del manillar forzando o rodando más relajados siempre tenemos una sensación de deportividad confortable. Como si esta bicicleta fuera un arma llena de munición y nuestras piernas accionaran el gatillo. En el momento en el que desplegamos toda nuestra potencia, la Scultura 904 responde de manera inmediata. Es un gusto bajar piñones y esprintar con todas nuestras fuerzas durante unos metros y luego poder rodar de manera más relajada disfrutando del entorno. No todas las bicicletas son capaces de ofrecernos una versatilidad como esta Merida.

Hemos tenido salidas en las que la cosa se ha puesto cuesta arriba. El comportamiento escalador de esta Scultura 904 es excelente. Tanto si rodamos enganchados al manillar y sentados en el sillin como si pedaleamos de pie la rigidez es excelente. Divertida en todos los terrenos. En este tipo de salidas sí es cierto que hemos percibido que el tren delantero en momentos puntuales tiene reacciones vivas pero nada críticas. La sensación en este tipo de terrenos es que la conducción de la Scultura cuando de afrontar curvas cerradas y secciones más rápidas con cambios de apoyo etcétera es muy divertida.

:: Veredicto final 

Merida Scultura 904, no hay mucho más que decir. Tras este test nos queda claro. Una bici de gama media, con un precio asequible. Tras ella uno de los mayores fabricantes a nivel mundial, ejemplo de desarrollo tecnológico, un referente tanto para el usuario de a pie como para el  mundo del ciclismo de competición. En esta Merida Scultura 904 puedes encontrar un conjunto muy equilibrado con mucho que ofrecer. Quizá lo que hoy en día muchos ciclistas, cicloturistas buscamos. Cuadro de carbono de calidad con excelente diseño, deportividad apta para todos los públicos y un conjunto de componentes, transmisión y ruedas de calidad y fiables. Esta Merida está “ready to ride”, solo pide unos pedales, portabidones y alguien como tú que esté dispuesto a disfrutar sobre ella.

Más información en: Merida Bikes

Comments are closed.